¿De dónde sale?
De la taquillera Crepúsculo, Edward (Robert Pattison) era un chico cualquiera de 17 años en 1918 con peligro de morir por la gripe española, por lo que Carlisle una vampira lo convierte en un “no muerto” para salvarle la vida, no sólo se la salvó, le dio eternidad.

Lo que siguió de la historia ya la conocen si le entraron a los libros de Stephenie Meyer o a la peli, se encontró a una mortal de la cual se enamoró.

¿Por qué nos asusta pero nos gusta?
Los vampiros tienen en su naturaleza ser sensuales, seres casi perfectos por eso se explota mucho su imagen, pero bueno si le entramos a la ficción nosotras mortales seríamos su alimento, si bien el guapo Edward es una especie de vegetariano (o sea tiene dieta de sangre humana) los instintos son los instintos ¿no?

Si lo encontraras en un callejón oscuro tú…
Segurito llevarías el cuello al descubierto para que enterrara sus hermosos colmillos en tu cuello y así convertirte en una vampiro como él, para vivir juntos toda la enternidad.

EL DE MIEDO

/media/anterior/externas/250px-EdwardCullen.jpg

EL DE LA VIDA REAL

/media/anterior/externas/rob%2520pattinson%2520edward%2520cullen.jpg