No se espanten y tampoco vengan con: ‘ay, esto es el acabose, ¿cómo promueven este tipo de actividades?’. Bueno, como bien saben, no somos miembros de la Vela Perpetua. Tampoco es que las promovamos, simplemente son cosas que existen y que sabemos que a mucha gente le gusta participar. Así de simple. Por eso, para todos aquellos que disfrutan del sexo en bola (y en bolas), les traemos estos consejitos para armarla (textual) en grande.

Ingredientes

Hay que tener bien claro a quiénes considerarás para invitar. Tienen que ser personas de amplio criterio, aquéllos con quienes probablemente en el pasado alguna vez comentaron el punto: ‘Ah, estaría chido armar una horchata con gente que te llame la atención’. O bien, con gente que sabes que le gusta experimentar cosas nuevas en el sexo.

[Llega el Passion Fest a México, aquí los detalles]

Ni se te ocurra decirle a tu amiga Susanita que se la pasa diciendo que llegará (o llegó) virgen al matrimonio, lo más seguro es que te mande al carajo y te eche algunas cuantas gotas de agua bendita sobre tu sacrílega boca. Y bueno, si al final decides invitarla y ella acepta, no te quejes de la retahíla de comentarios como: arderemos en el infierno, esto no sucedía hace muchos años, me estoy arrepintiendo. Bah, hueva.

Sondea, indaga como quien no quiere la cosa. Te darás cuenta que muchas personas quieren experimentar más cosas en el sexo y una orgía es una de ellas.

Modo de preparación

Poner reglas a la hora de darle, no es divertido. Digamos que lo espontáneo le da el plus al asunto. Pero bueno, en este caso es necesario. Todos deben estar en la misma sintonía, no vaya a ser que las cosas se salgan de control y pa’ qué quieren.

Lo principal es definir el lugar. Puede ser en casa de algún sacrificado voluntario, aunque habría que echar ojo que no vaya a estar la mamá, suegra, hermano o tía y los encuentre en plena acción. O bien, también puede desarrollarse en algún antro que organice este tipo de encuentros.

Una vez que decidan esto, habría que definir las acciones. Lo primero será confiscar los celulares. No vaya a ser que el lunes se convierta en trending topic las fotos con #orgiaencasadeLupita y que por algún extraño motivo tu papá reciba alguna notificación de esto.

Ahora bien, las reglas de acción las dictan ustedes. Por ejemplo: puede haber gente que tenga interacciones heterosexuales, homosexuales o ambas. Si llegan más tornillos que tuercas, quizá no todos quieran tener relaciones con otros hombres. No pasa nada, se trata de que todos se sientan cómodos porque al calor del momento puede ser algunos se vayan como hilo de media y se aloquen las cosas.

Otro punto importante a considerar es la presencia del alipús. Porque si ya saben cómo se ponen, para qué lo invitan. Lo que sí es que una o dos copas los hará desinhibirse a la hora de la acción.

Y bueno, lo mejor es que establezcan la comunicación que tendrán antes de dar inicio al partido. Si una pareja se encuentra en acción, habría que definir si las personas entran a hacerle el quite o deberían preguntar antes de entrar en escena.

A disfrutar

Para considerarlo como una orgía se requiere que participen por lo menos cinco personas, lo ideal es que haya dos de cada sexo, el quinto participante puede ser de cualquier sexo.

Las orgías más famosas del cine son las de Ojos bien cerrados y Calígula, así que pueden tomar ideas para organizar la suya.

[Tal vez lo tuyo es el poliamor. Chécalo]

Y esto es como todo: si no les late la onda de experimentar en el sexo, bueno, pues a otra cosa mariposa, pero si desean incursionar en alguna práctica nueva para ustedes, ésta podría ser una buena opción.

¿Han participado en una horchata?