Como los queremos apapachar a todos, ya les hablamos sobre Maya, la pornstar de Latporn, y ahora les presentaremos a Charly Díaz, que no sólo es un actor porno gay de mucho renombre sino que también es un gran emprendedor.

¿Y él qué pitos toca?

Bueno, pues Charly Díaz es un tipo de 37 años que ha participado en varias películas porno gays y que también tiene su propia productora: CHDFilms. Recientemente lanzó su nuevo material llamado ‘Rancho La Tiznada’ y tiene muchos proyectos en mente, aquí les va el arrimón:

Sus inicios

Resulta que desde los 19 años comenzó con la onda de los strippers y para sus 26 años ya coordinaba a varios de ellos en diferentes partes de la República.

Pero eso sí, llegó un momento en el que se le acabó la lana y tuvo que regresar al DF. Afortunadamente, un amigo de él le ofreció bailar en un antro y a pesar de que él manejó strippers durante mucho tiempo, no le encantó la idea al principio, pues sentía que no era muy bueno para mover el bote. A final de cuentas, cuando hizo el casting, se quedó para el puesto y no sólo resultó ser muy bueno para mover el bote, sino que a la gente le gustaba que él improvisara y no tuviera una coreografía acartonada (como suele suceder).

Fue ahí donde surgió su nombre artístico: Charly Díaz y donde comenzó lo chabocho. A raíz de esto, lo contactó Alberto Magaña, dueño de la marca By Under Wear, y tras verlo bailar lo invitó al concurso de Mr. Priape Wear 2008 (actualmente llamado GBGB Wear). Pero tampoco le entusiasmó mucho, pues pensaba que iría a repartir boletos y a echar porras. Para su sorpresa, se lo llevaron a Canadá a participar en el concurso y quedó en cuarto lugar, lo cual le abrió muchas puertas para estar de gira con ellos.

¿Y cómo comienzas en la onda porno?

“Jamás había pensado en incursionar en esto. De hecho yo iba para médico veterinario en la UAM Xochimilco, pero sólo acabé tres módulos. Vi toda la sangre que implicaba y a mí eso sólo me gusta en moronga y en mis tacos.

“Estando en Montreal, como comentario de sobremesa con más gente, me preguntaron si participaría en una película, les dije que estaría padre, pero pensé que hasta ahí llegaría el tema.

“Al regresar al DF, me llegó un correo de TitanMen, una de las tres mejores productoras de porno gay en el mundo, donde me preguntaban cuál era mi fantasía sexual. Yo les contesté que era estar en una tina de baño de cuatro patas.

“Me llamaron a San Francisco para ir a grabar y estando en la escena parecía Bambi derrapándome en el hielo”. Claro que no resultó tan malo, pues después de esto, le ofrecieron la exclusividad como actor inter, cosa que no aceptó por ser activo. Simplemente grabó otras tres películas con ellos y se regresó a México.

¿Cómo surge lo de Service 69?

Empecé con 50 pesos en la bolsa. Lo armaba con mis amigos y les daba todo el dinero que me pagaban por show. Poco a poco fuimos ganando nombre y ya llevo 10 años con la agencia. Ofrecemos los servicios de strippers, meseros exóticos y organización de eventos privados.

¿Y qué hay de Botas Bar?

Antes de ser socio de este lugar, organicé una pool party en una marcha. Desafortunadamente ese día llovió y todo se vino abajo, así que tuve que absorber todos los gastos. Para mi sorpresa, hizo mucho ruido a pesar de que no se llevó a cabo.

Después la volví a organizaren forma en el hotel Amazonas e hicimos una buena mancuerna durante un tiempo ahí. Cuando nos avisaron de un lugar vacío, nos lanzamos para allá y comenzamos a funcionar un día. Después fueron dos, tres, hasta que comenzó a jalar. Ya llevamos cinco años con este negocio.

Su lema es: ‘donde los strippers te bailan a ti y no a tus amigas’ y está en Niza 45. Y ahí hay de dos sopas: un piso exclusivo de table dance para hombres y otro, donde pueden ir hombres y mujeres. Los jueves son de hombre a hombre y de mujer a mujer y de viernes a domingo es mixto de 18:00 a 22:00 hrs. donde pueden echarse un palomazo en el karaoke.

¿Cuántas películas llevas con tu productora?

Cuatro: Vacaciones en Asia, Habitación 2507, Asian Boys Toys: Vacaciones en Asia IIy la última,Rancho La Tiznada, que pueden conseguir en Voces en Tinta (Niza 23, colonia Juárez), Gaylibros.comy en Bite Gay Sex Shop en Guadalajara que distribuyen a todo el país.

¿Qué proyectos tienes?

Mi línea Leather en la que encontrarán desde máscaras hasta jogstraps; mi página porno donde podrán ver películas, imágenes, cámaras en vivo y el ya famoso “tallón de huevos”.

¿Con qué obstáculos te has enfrentado en esta industria?

Con la doble moral que tenemos en México y con la gente que te tira mierda de la nada. De allá en fuera, he tenido mucha suerte con mi público.

¿Alguna vez has grabado una escena con tu pareja?

No, no lo haría, soy muy celoso. Mi ex pareja me conoció como personaje y luego le pesó todo lo que esto implicaba. Así que prefiero mantener persona y personaje separados.

¿Cuál debe ser el calibre de un actor porno gay?

Yo busco desde delgados hasta atléticos. Incluso chacalones, ni feos ni guapos, pero que sean aventados. Si alguno de los actores calza chico, se le agarra de pasivo para no mostrar tanto aquello.

¿Y a poco siempre ‘con don Juan’ en las películas?

Sí, siempre. Uno nunca sabe quién puede estar viendo las películas y es importante hacer conciencia sobre la importancia del uso del condón.

¿Cuánto es lo más que has durado durante la grabación de una película?

Diez horas divididas en dos días. Me imaginaba en casilleros en los que abría diferentes fantasías y al final ya se me habían acabado, se te seca el cerebro de imágenes. Eso fue con TitanMen, yo trato de hacer más rápidas las producciones porque es muy pesado para los actores.

¿Cómo la llevas con tus fans?

La verdad es que me ha tocado gente muy buena onda que incluso me han dedicado sus chaquetas sobre la portada de alguna de mis películas. Cuando terminan, me mandan la foto y eso está padre. Igual ha habido algunos que hasta me han tomado fotos afuera de mi casa, sé que no lo hacen en mal plan, pero eso sí me saca un poco de onda.

¿Qué tal, eh? Charly es un tipo muy alivianado y muy sencillo, así que dense un quemón de su trabajo que la neta es muy profesional. Para conocerlo más pueden seguirlo en Twitter, Facebook e Instagram.

También checa:

Diccionario básico gay-español
10 Prejuicios sobre el mundo gay en el DF
La cajita feliz del Metro