Los mejores momentos entre México y Brasil

Imaginemos cosas chilangas

mejores momentos entre México y Brasil
Foto: Getty Images

Todo parecía ir genial durante el Mundial: México ganó con autoridad ante Alemania, luego Corea del Sur, que puso más resistencia, también perdió ante el Tri; sin embargo, el sueño terminó cuando Suecia regreso al conjunto de Juan Carlos Osorio a su triste realidad. Pero no todo está perdido, pues sí pasaron a la siguiente ronda, aunque tendrán que enfrentar a la Verdeamarela. Aquí recordamos los cinco mejores momentos entre México y Brasil, donde hemos aprendido que se les puede ganar y sin sufrir.

Los mejores momentos entre México y Brasil

1. Juegos Olímpicos

Sin duda, quienes vimos ese partido lo atesoraremos por el resto de nuestros días. Es, probablemente, el número uno de los mejores momentos entre México y Brasil. Durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ambas selecciones buscaban ganar por primera vez la medalla de oro de futbol. Todos los pronósticos iban contra el Tri, pero ni Neymar pudo con Jesús Corona (el portero) y Oribe Peralta, que estaba en su mejor época. Este triunfo nos confirmar que se vale esperar un buen resultado en este partido de Rusia 2018.

2. Gol de Nery Castillo

Amado por algunos y odiado por más, Nery Castillo fue uno de los jugadores más polémicos de la Selección Mexicana. Lo cierto es que todos gritamos este golazo en la Copa América de 2007 que se disputó en Venezuela. Al final, el Tri se impuso 2-0, pues Ramoncito Morales.

3. Confederaciones 1999

Si recordamos los mejores momentos entre México y Brasil, no podemos dejar fuer a la que muchos consideran la mejor Selección Mexicana de la historia. Era el Tri de Cuauhtémoc Blanco, Jorge Campos, Pavel Pardo, Claudio Suárez y Paco Palencia contra Brasil de Ronaldinho, Dida, Ze Roberto y Beto. México ganó 4-3 en el Estadio Azteca y todos nos volvimos locos.

4. Atajadas de Memo Ochoa en Brasil 2014

México estaba en el grupo de Brasil, equipo anfitrión. En su primer partido ganó por un gol a Camerún y necesitaba dar una exhibición decente ante la «verdeamarela», si aspiraba a superar la fase de grupos. El encuentro terminó 0-0 y si alguien fue responsable de que no acabara en goleada, fue el amado y odiado Memo Ochoa. Paró todo y de todo, pero cómo olvidar sus constantes atajadas. Pero a Memo no sólo le debemos el pase a octavos en aquel Mundial, también apúntele Rusia 2018.

5. Copa de Oro 2003

Los entonces dirigidos por Ricardo La Volpe ganaron la Copa Oro de 2003 frente a Brasil. Claro, hay que recordar que el equipo sudamericano no era el titular, sino una sub-23. Lo cierto es que el Tri no dio su mejor exhibición, pero ganó por gol de oro –uuuy, cuando todavía existía– en el minuto 99.

También te puede interesar: Fails de talla mundial: las metidas de pata de la afición mexicana