WhatsApp se cayó. No hay forma de que mandes o recibas mensajes, pues el servicio desde hace rato no funciona en todo el mundo.

En redes sociales comenzaron los reportes. Primero los que se quejaron en contra de su compañía de teléfono, creyendo que era el internet, y luego los que se dieron cuenta que en verdad la aplicación no jalaba.

La falla se registró después de la tres de la tarde. ¿Cómo se dieron cuenta? Con el famosísimo y muy odiado “Conectando” que aparece en la parte de arriba de la aplicación en vez de la palabra “Chats” o el nombre de la persona o grupo con la que estás platicando. La versión web tampoco funciona.

En su cuenta de status, el servicio no ha reconocido la falla. La última que admitió fue en febrero de 2014, antes de que Facebook lo comprara.

Aunque los usuarios todavía nos acordamos de unas más recientes. El 19 de mayo de 2016, el año pasado, también se cayó.

Whatsapp tiene más de mil millones de usuarios, así que no te estreses, no estás solo.