¿Y por qué (beeeeeeep) no se hizo para ‘No se admiten devoluciones’? Ésa es la pregunta que seguro algunos tuiteros se hicieron al enterarse de que Netflix diseñó una app para bloquear los spoilers en referencia a “Breaking Bad”.

Claro, hay niveles en esto. No es lo mismo saber anticipadamente lo que le pasa a (… okay, no te lo contaré, en primera porque no la he visto y en segunda porque yo aplico lo de no contar de qué va una peli, por muy churra que sea). Así que regresando al tema, no es lo mismo saber lo que le pasa a cierto personaje de una película (un evento único, pues, ya sea en cine o en tele), que saber qué va pasando a lo largo de una serie. Y sobre todo de una serie tan popular como la que protagoniza el bueno de Bryan Cranston (el bonachón profe alquimista Walter White).

La app de Netflix (www.spoilerfoiler.com) está diseñada para bloquear cualquier tuit que incluya información que te pueda adelantar lo que sucede al final de la 5ª temporada. En Estados Unidos, la serie llegará a su final este domingo por el canal AMC y Netflix transmitirá este episodio en su servicio en el Reino Unido unas horas después.

En Estados Unidos, los episodios nuevos no se ven tan rápido en Netflix USA. Por lo que hace a Netflix México, el servicio ofrece a sus suscriptores cuatro temporadas completas y hasta el momento solamente ocho de los 16 capítulos de la serie final.

¿Cómo funciona? Todo lo que tienes que hacer es entrar al sitio mencionado, darte de alta con tus datos de la cuenta de Twitter y activar la app. Con ello, no habrán aguafiestas que arruinen el final. Eso sí, los buenazos de Netflix seguro cuentan con que los que quieran “compartir” lo que suceda con White y compañía lo harán anticipando términos como “Spoiler Alert”… Ya sabemos que cómo se las gastan los chistositos que lo mismo llegaron al cine en el estreno de “Se presume inocente” (esa clásica de Harrison Ford), gritando “la esposa es la matona”, o que digan que en la actual de Derbez “No se admiten…” te avienten un “¡La niña se muere al final!” Chin, ya te lo conté…