Rentar o comprar: ¿qué te conviene más en la CDMX?

rentar o comprar
Imagen: Pixabay

La Ciudad de México no solo es la quinta urbe más poblada en el mundo, actualmente es una de las más costosas para vivir, por lo que es un gran debate para los chilangos seguir compartiendo departamento con los roomies, rentar o comprar y endeudarse 20 años.

El mercado inmobiliario capitalino es el más caro del país, tanto la venta como renta de casas y departamentos duplica el precio promedio de las viviendas a nivel nacional. Según el “Informe 2018 del Mercado Inmobiliario en México” del portal Lamudi, el año pasado el precio promedio de la venta de una casa al interior de la república fue de 4 millones 17 mil 532 pesos, mientras que en la CDMX fue de 8 millones 57 mil pesos.

El panorama es todavía más complejo, la capital se encuentra entre las ciudades más excluyentes de América Latina, tan sólo en los últimos 3 años, la oferta de vivienda media ha disminuido un 8.6%, mientras que el mercado residencial ha aumentado 18.5%, de acuerdo con ONU Hábitat.

Te recomendamos: El laberinto de la clase media

“Cada vez se discrimina más ya que los costos de las nuevas construcciones van dirigidas a personas que pueden pagar esas cantidades, y en muchas ocasiones, ya tienen una o dos propiedades previas”, comentó en entrevista Leonardo González, analista de Propiedades.com.

Recomendaciones para rentar o comprar

Los trucos para comprar una vivienda

Nueve de cada 10 casas que se compran en México son a través de un crédito hipotecario, de ahí la importancia de tener finanzas sanas y un historial crediticio sin atrasos, ni deuda.

“Si haces mal uso de cualquier crédito, ya sea del teléfono o de una tarjeta, automáticamente te estás descalificando para que puedas ser sujeto de un crédito hipotecario”, indicó Ricardo Chavero, asesor financiero en Net Worth Consulting México.

Para adquirir un crédito puedes solicitarlo a Infonavit, si eres trabajador afiliado al IMSS; por Fovissste, para quienes laboran en alguna de las dependencias al servicio del Estado y están afiliados al ISSSTE; o bien, a través de una institución bancaria.

“El tema es que lo que te preste el Infonavit, si eres de los que todavía tiene esa prestación, aproximadamente un millón y medio (de pesos), te obligará a vivir a las afueras, donde hay mayor violencia y otros factores que bajan el valor de la propiedad. Mientras tanto, ya te endeudaste por 30 años y eso no genera riqueza para la siguiente generación”, advirtió Chavero.

Según las recomendaciones del asesor financiero lo primero que tienes que hacer para comprar una propiedad es hacer un presupuesto claro y honesto de tus finanzas, “un error común es que compran más casa de la que pueden pagar”.

A pesar de que algunos bancos te permiten mantener una deuda hasta 60% de tu ingreso para poder pagar una hipoteca, estás comprando una casa que no se ajusta a tu presupuesto, cuando lo que deberías destinar a tu gasto de vivienda es máximo 30% del dinero que percibes.

“Tu primera casa siempre debe ajustarse al presupuesto que tienes hoy, no el que pudieras tener. Si la primera propiedad que compraste aumenta su precio, la puedes vender, y con ese dinero liquidar el crédito y el restante ocuparlo para dar el enganche de otra casa que sea más céntrica o más grande. La mayoría de los mexicanos no hace eso. Compran una casa pensando que se tienen que quedar ahí forzosamente toda la vida y eso hace que tomen malas decisiones”, explicó Chavero.

Reportaje especial: No somos iguales 

Para saber en qué lugares comprar, donde pasando el tiempo suba su valor, Leonardo González señaló que después del sismo del 19 de septiembre de 2017, las zonas más seguras para vivir en la Ciudad de México son tres: Mixcoac, Coyoacán y Narvarte.

Pero ojo, la recomendación es que no compres en las colonias de mayor plusvalía sino en las aledañas, que en cinco años irán aumentando su valor por la cercanía de las zonas con mejores servicios y mayor certeza de seguridad.

Marca la diferencia rentar o comprar

Comprar una casa es una decisión que para la mayoría de las familias representa la compra más grande, posiblemente la única, que harán en sus vidas.

Una encuesta realizada por Vivanuncios, el sitio de clasificados de eBay, reveló que 94% de los mexicanos está interesado en invertir en bienes raíces, pero 45% no tiene suficiente dinero para hacerlo.

“La diferencia se vuelve muy grande entre personas que sí pudieron tener una casa propia, con relación a personas que no pudieron adquirir una. La propiedad es uno de los más grandes diferenciadores de riqueza”, asegura Ricardo Chavero.

También puedes leer: Dime cuánto ganas y te diré si te alcanza para una casa

“Está demostrado que una familia que sí pudo adquirir un bien tiene un mejor nivel de vida. Estamos hablando de que en México el 50% de la población económicamente activa no tiene casa, pero además no tiene las condiciones que le permitirían adquirirla”, explicó el experto.

Pero no te desanimes, haz cuentas y checa lo que te conviene más si rentar o comprar en la ciudad.

Convierte la renta en mejor opción

Si no puedes cubrir la cantidad de tres o cuatro millones que cuestan los departamentos en zonas como Narvarte o Coyoacán entonces puedes rentar pero de forma que obtengas una ganancia.

En México, la tasa del crédito hipotecario es del 11%, lo que significa, que en muchos casos los mexicanos terminan pagando el doble del valor de su vivienda en un lapso mínimo de 20 años.

En contraste, la tasa de la renta es más baja, de 6%, que se traduce a que por cada millón que cuesta una propiedad tú pagas 5 mil pesos al mes de renta, según Net Worth Consulting México.

Pero la idea no es sólo rentar y ya, si rentas es recomendable que también inviertas 10% de tus ingresos.

“Eso que pagarías en una hipoteca, si lo inviertes, en 10 años podría darte la solvencia económica para comprarte una propiedad dos veces más cara de lo que en un inicio pensabas”, recomendó Ricardo Chavero.

Hay diversas formas en las que puedes invertir, como pagarés, certificados de depósitos, títulos, acciones en la Bolsa Mexicana de Valores, o fondos de inversión. Incluso, puedes hacerlo en aplicaciones de ahorro que te generen ganancias a largo plazo, como Vest, una aplicación de ahorro para millennials, o Play Business, en donde puedes invertir y ser socio de una empresa.

Si vas a rentar, te recomendamos cheques nuevos esquemas de renta en aplicaciones o sitios web como Homie, Segunda Mano, Trovit, Inmuebles24 o MetrosCubicos, que son plataformas de renta compartida o para ti solito, en donde contactas directamente al propietario o una inmobiliaria. Te pueden pedir aval, un mes de garantía y a veces tendrás que pagar por una investigación para ser candidato a rentar, que te cuesta en promedio mil 500 pesos.

Si de plano tu bolsillo está un poco castigado y no puedes rentar o comprar un lugar para ti solo, también checa en aplicaciones como Dada Room, Airbnb o Comparto Depa, donde podrás encontrar departamentos para rentar con uno o varios roomies, en su mayoría no te piden tantos trámites y puedes encontrar para plazos de 6 meses a un año.