‘Moctezuma’, la madurez que renovó a Porter

Entrevistamos a la banda por su presentación en el Lunario

Porter

Sonidos de antaño, experimentación y un concepto diferente a su pasado, ya no son el grupo de “Espiral” o “Cuervos”, temas que la radio chilanga adoptó hace más de 10 años como himnos, tuvieron que renovarse antes de permitirse morir y pasar como un intento más en el mundo de la música, como le ha pasado a cientos de bandas en la escena nacional.

Porter resurgió gracias al reto que significaba recrearse y voltear a ver  lo cotidiano desde otro punto de vista. Ahora, David Velasco (Voz), Diego Bacter (Bajo), Fernando de la Huerta (Guitarra), Juan Pablo Vázquez (Batería) y Víctor Valverde (Guitarra y  Teclados) fijan sus sentidos en “Huitzil”, “Palapa”, “Rincón Yucateco” o “Huracancún”, nombres que hace una década no hubieran sido parte de la imagen de un grupo tapatío.

¡Han aceptado la madurez!

“No podemos llegar de nuevo y hablar de orines filtrados; la madurez que nos ha dado el tiempo nos hizo cambiar. Era inevitable que no lo hiciéramos, cada uno trabajo en diferentes proyectos, todo esto sumado a que la vida nos fue dando pistas para hacer el disco”, explicó a Chilango el guitarrista Víctor Valverde.

El nombre “Moctezuma” orilló a la banda a buscar en sonidos prehispánicos una identidad para la nueva placa, la experimentación enriquecía cada acorde, llegaron a un consenso gracias a la aceptación de las influencias de cada integrante.

“Fue un proceso intenso, de mucho trabajo y dedicación. Fue natural, nos encontramos con David de una manera muy orgánica y poco a poco las composiciones fluyeron, ahí nos dimos cuenta que podíamos hacer un disco y seguir con el proyecto”, agregó Víctor.

“Un vocalista de Porter siempre debe tener locura, en David encontramos mucho de eso. Teníamos muchas cosas en común. El reto fue de cómo integras a alguien nuevo a tu familia, su tono de voz es muy amplio, él tiene una esencia y un toque particular”, explicó.

David entró por la urgencia de sacar adelante un par de conciertos de Porter, estaban obligados a tocar debido a la firma de un contrato, ahí inició y se dio el “click” para quedar como la nueva voz de la agrupación tapatía.

Además, la nueva voz sorprendió a sus compañeros un día que llegó con una rola (‘Palapa Compuesta’), motivo que hizo reflexionar a la agrupación para continuar el proyecto a pesar que ya habían pensado en otro nombre.

Nadie es indispensable, ni Juan Son

En aquel lejano 2004, las cosas no fluían en Porter; Juan Son caminaba por un sendero solitario, apartado de sus compañeros y el cuarteto decidió terminar con la relación un par de años después.

Juan aportaba las letras pero la música era del cuarteto, ellos decidieron continuar y dejar en el pasado una figura que no llegó a despegar en su versión solista hasta la fecha.

“Él es un gran artista, sin embargo, es muy difícil de trabajar con él, al final, decidimos no estar con alguien que no estaba dispuesto a hacer música. Él (Juan) decide irse, y entró David cuando el barco ya estaba en proceso a toda velocidad”, recordó el también tecladista.

“En la vida nadie es indispensable, ni siquiera un ‘Frontman’ o un vocalista”, sentenció.

Para David, el adaptarse a Porter no fue de forma instantánea, no fue un romance a primera vista, tuvieron que trabajar la relación, pulirla; la magia surgió cuando él decidió dar el cien por ciento al proyecto y aceptó que su destino se encontraba entre el “poker” de músicos.

“Ha sido como subir una cuesta, siento que el conocernos poco a poco nos ha dado solidez en nuestra relación. El ‘click’ se lo adjudico a que la vida nos quiere juntos, había tocado en diez bandas más y en ninguna me había sentido tan alentado para seguir trabajando en Porter”, dijo el ahora nuevo vocalista.

“Ha habido una magia que nos ha hecho ser mejores amigos, músicos y personas, nos hizo ser Porter”, externó.

Sin reglas, caminando sobre sus creencias y honestidad en el escenario, sin emular estilos, creando uno porpio, así es el Porter de hoy y del futuro también…probablemente.

“Tal vez el próximo disco hable de otras cosas, el cosmos, de nuestras pesadillas, no tenemos reglas, eso ha enriquecido el trabajo de la banda”, concluyó Víctor.

Porter hará la presentación de su nueva placa llamada Moctezuma el 5 de septiembre en el Lunario, concierto que pasará por todas las etapas del grupo acumuladas en los tres discos de larga duración que han manufacturado.

Porter
Lunario
Sábado 5 de septiembre
21:00 hrs.
Boletos: 380

Checa también:

– Entrevista con Javiera Mena 
– Entrevista con Gepe