The Black Eyes Peas habla sobre racismo, política y música

Antes de su concierto, platicamos con una parte de la banda

VÍAMilagro Urquieta
entrevista con Black Eyed Peas
Foto: Facebook Black Eyed Peas

Después de la salida oficial de Fergie, en 2017, The Black Eyed Peas se abrió camino con “Street Livin’”, “Ring the Alarm” y ahora “Get It”. Este nuevo sencillo da algunas pistas de lo que será el séptimo álbum de estudio de los californianos, con el que regresan a Ciudad de México después de ocho años. Esta entrevista con Black Eyed Peas muestra el camino que la banda quiere seguir.

Platicamos con Taboo sobre este regreso, sus raíces mexicanas y su posición frente a las políticas migratorias de Donald Trump.

Entrevista con Black Eyed Peas

¿Crees que Black Eyed Peas regresó a sus raíces en esta nueva etapa de la banda?

Sí, es lo que nos toca: crear conciencia, no hacer un disco solo para salir de gira. La gente necesita un mensaje. Podemos cantar “I Got a Feeling” o “Let’s Get Started”, pero no hablan de los problemas reales. El mundo está cuesta abajo y necesita ayuda. Como artistas y activistas, somos la voz que lo grita.

En el video de “Get it” se lee la frase: “No normalicemos el odio”. ¿Cómo te afecta la situación actual en Estados Unidos?

Mi abuelo es de Sonora, México. Él llegó a Estados Unidos para tener una mejor vida y para proveer a su familia (mi madre y mi tío). Siento una conexión con México y con el tema de las reformas migratorias. Los europeos fueron los que vieron la tierra de nuestra gente, ellos eran también inmigrantes. Este país se construyó por gente de diferentes partes del mundo. No por unos pocos.

En “Street Livin’” hablan sobre el racismo en Estados Unidos, especialmente hacia la comunidad negra. ¿Por qué?

Sí, tengo sangre mexicana; pero soy nativo (indio) americano. También asumo el bando de mi gente negra. Hago mi trabajo desde mi vecindario. Pero hay racismo desde todos los frentes: hacia los latinos, afroamericanos, nativos, mexicanos. Necesitamos ser activistas informados. Encontrar soluciones y no divisiones.

El próximo disco del grupo es el séptimo en su carrera. Un número de gran simbolismo…

Son siete las generaciones de nativos americanos. El número siete representa la fortaleza, la humanidad, la amistad; es un número que empodera. Eso es también The Black Eyed Peas: compartimos la apreciación por la gente y la música; a pesar de que nosotros venimos de comunidades diferentes, compartimos la misma energía. El siete es un número muy fuerte y pienso que tiene que ver con la posición en la que nos encontramos en este momento de nuestra carrera.

¿Crees, entonces, en los simbolismos?

¡Claro que sí! Mi abuela era muy creyente de los sueños, los espíritus de los animales, el poder de la mente. Durante el tiempo que hice quimioterapia [en 2014, por cáncer en los testículos], tenía sueños en los que mi abuela me decía “conéctate con la Madre Tierra, sé consciente de tu alma, recuerda tus raíces, de dónde vienes”.

Regresan a México después de ocho años de ausencia, con “The Masters of the Sun Tour”, ¿qué recuerdos tienes de esa última vez que visitaron el país?

Lo apasionado que es el público. Recuerdo cómo había gente esperándonos afuera, gritando “Black Eyed Peas” y “Taboo, Taboo”. No había tenido esa recepción antes y ese tipo de amor lo aprecio mucho. Estoy muy emocionado de estar allá de nuevo y explorar la ciudad esta vez, pero con mi esposa. Sentí una gran conexión con México y haremos algo especial para ustedes.

Además de esta entrevista con Black Eyed Peas, mira estas conversaciones con Fobia o con Tino el Pingüino.