Me declaro emocionalmente atada a Bob Dylan, a sus palabras, pues. No sé si denominarme fan ya que no manejo datos exactos de su vida, de sus rupturas, ni cuántos hijos o gatos ha tenido, ni si le gusta el café o cree en la paz mundial. Tampoco en qué año hizo qué disco.

Sin embargo puedo decir que gran parte de sus canciones me tocan las fibras más sensibles que tengo escondidas. Algo hace el viejo que logra, con esa voz borregosa, ponerme la piel de gallina desemplumada y hacerme pasita el corazón.

Don’t think twice it’s alright

Aquí es cuando uno se da cuenta de que la cosa simplemente ya dejó de jalar con la otra persona. Sin odio, sin drama, quizás con algunos micro rencores pero todo cool, simplemente llegó el momento de dejarlo ir y pasar a otra cosa porque ya no nos funciona. Y bueno, si a usted es a quien le dedican la rolita, sí, es una mentada de madre, sobre todo por la frase:

“I ain’t sayin’ you treated me unkind
You could have done better but I don’t mind
You just kinda wasted my precious time
Don’t think twice, it’s all right”
#ouch

Boot of spanish leather

Esta canción es cabrona. Habla de ese momento en el que [email protected] se percata de que su nalguita ya anda en una cosa distinta a la relación que tenían y que no va a regresar, entonces uno pide un souvenir para guardarse como recuerdo. Nota importante: si regalan unas botas de piel española sin que se las hayan pedido, claramente no entendieron la canción, idiotas.

https://www.youtube.com/watch?v=o0gw2MVJ6Ko

Dirge

El título de la canción lo dice todo: “Dirge” y luego viene la primera frase: “I hate myself for lovin’ you and the weakness that it showed”. Es una canción fúnebre, de lo que muere y sigue doliendo, bastantito. Hay distintas teorías del significado de esta canción, quién sabe cuál sea la correcta (si es que existe alguna correcta), lo que sí es que es una gran canción de desamor: lenta, dolida y con frases punzocortantes pero con un final que ve el término del duelo.

https://www.youtube.com/watch?v=A3byt1nXHZ8

Standing in the doorway

Esta canción me recuerda al momento después de la fiesta en el que te levantas, crees estar bien y de repente te das cuenta de la cruda empieza a tomar terreno sobre tu cuerpo. Ayer estaba bien, hoy todo se mueve demasiado lento; el ruido alrededor es un fastidio; te sientes mal por cosas que te acabas de acordar que dijiste; estás confundido; y la noche de ayer se aleja cada vez más y tú sigues aquí, parado, sintiéndote del culo #textraño 🙁 .

If you see her, say hello

Siempre he pensado que esta canción es el “7 años después” de ‘Boots of Spanish Leather’ en otras palabras: te fuiste, me dolió, ya pasó tiempo, no lo supero. El final me hace pasita el corazón: díganle que si pasa por acá –y tiene tiempo- me puede buscar.

https://www.youtube.com/watch?v=bD598r7t6WI

Most of the time

El reflujo, esa condición que le sucede a algunos después de comer. Ya se echaron el plato a la boca, ya lo masticaron, ya lo tragaron, ya hasta se les olvidó qué comieron, están abriendo apetito para la cena y boom, los sorprende un reflujo recordándoles su última comida y les deja un discreto retrogusto de nostalgia. Eso, justo eso es Most of the time. #provechito

¿Qué otras rolas de desamor de Dylan agregarían a esta lista?

También checa:

Las películas de Bob Dylan
10 razones por las que Dylan debería ganar el Nobel
A Dylan por vías alternas