Tips para sobrevivir al lunes

El pandemonium godínez

Getty

A pesar de que hace años que no vemos a Garfield en la pantalla chica, su influencia ha permeado la sociedad Godín. Sólo basta navegar por twitter en domingo por la noche para leer decenas de lamentos acerca de la proximidad del verdadero terror de los oficinistas, estudiantes, empleados y perezosos: El lunes. 

Ahora bien, no podemos evitar el paso del tiempo ni la llegada de este día, así que tienes dos opciones: puedes amargarte la vida y empezar la semana de mala gana cual gato obeso (Garfield, no se vayan a ofender) o tomar las riendas de tu destino y seguir estos consejos. Tú decides: seguir sufriendo o alcanzar la felicidad. 

1. Tuiteo, luego existo

Bien, la pesadilla empieza desde el domingo en la noche cuando, después de una deliciosa comilona, severas horas en compañía del televisor/pantalla/celular/escusado y un ataque de pereza, tomas conciencia de que el día siguiente será lunes. Tranquilo, hermano, estamos contigo.

Lo primero que debes hacer es NO TUITEAR, repetimos NO TUITEAR que mañana es lunes. Todos lo sabemos, estamos consciente de ello y no necesitamos que nos arruinen la noche con ese tipo de mensajes. Mejor, en vez de tuitear algo así como ‘Mañana ya es lunes 🙁 #Depresión’ échale coco y piensa en unos buenos poetuits, de esta forma te mantendrás entretenido y podrás ganar followers. #iQuéFÁcil

2. Tómate las cosas en serio

Ni modo, llegó el lunes, ya no hay nada que puedas hacer. Resígnate, compadre y mientras te estés quitando las lagañas de los ojos, tómate un momento para reflexionar y pregúntate ¿Por qué odio los lunes? Quizá tu odio tenga que ver con que no te gusta tu trabajo, o usar traje sastre, o tener que comer tacos de canasta con una mano mientras sostienes un refresco con la otra y las lágrimas escurren de tu rostro de forma natural.

Si lo que estás haciendo con tu vida no te motiva a despertar con gusto en lunes, estás haciendo todo mal.

3. Musicaliza el limbo

Sabemos perfectamente que los lunes el tránsito vehicular es un infierno, por lo que tu mejor alternativa, sin dudas, es musicalizar el recorrido.

Esto es más efectivo si lo adaptas a tu medio de transporte, onda: Café Tacvba si vas en el metro (con ‘El Baile y el Salón’, los arrimones y empujones serán menos molestos), si vas en auto puedes escuchar ‘Go With The Flow’ de los Queens OF The Stone Age (el nombre lo dice todo) o unas buenas rolas de metal en el camión, para aguantar vara cada vez que el chofer haga que todos los pasajeros vuelen por el aire.  

4. Construye tu imperio

No queremos sonar a libro de superación personal de Sanbron’s, pero cuando tengas pereza de levantarte temprano recuerda que nadie cambió el mundo acostado en su cama hasta las 11 de la mañana. Si quieres ser grande y lograr tus ambiciones tienes que estar listo desde temprano y luchar contra la flojera.

5. Café, café, café…

Si de plano no puedes luchar contra tus demonios, tu flojera y tu mal humor, bebé una taza de café caliente. Esto te mantendrá calientito, despierto y, sobre todo, callado por un buen rato. Así dejarás de estar por la vida contagiando tu mal humor, los demás lo agredecerán. 

¿Cómo son tus lunes?