Roma Amor

Guía de Moteles 2013

Getty Images

Si es cierto que todos los caminos llevan a Roma, una parada obligatoria está en el motel Roma Amor. Primero lo primero (y lo que más preocupa): tanto el baño como la habitación están limpísimos, eso incluye sábanas, toallas, muebles y los pisos de recubrimiento de madera y granito que brillan de pulcros. Dejando eso en claro, el cuarto tiene un mueble ergonómico para ponerle, llamado el “potro del amor”, el cual permite ejecutar un repertorio variado y cómodo de malabares sexuales mientras transcurre el rodeo de pasión.

Si quieres echarle más leña al fuego, puedes escoger de la variedad de canales porno con los que cuenta el cuarto o puedes traer tu propia selección y pedir un aparato reproductor para ponerle pausa en tus escenas favoritas. Si después de mucha acción están hambrientos, el motel cuenta con room service a través de la tradicional “transfer” o puertita para que ni te tengas que tapar y el mesero se despreocupe de verte en cueros.

Por cierto, tienen una carta de vinos y licores nada escueta y a buen precio. Como cereza en el pastel, la regadera es transparente y está a la mitad del cuarto; tiene dos chorros de agua (uno arriba y otro, ejem, abajo), lo cual garantiza un baño plenamente placentero y un regreso a casa sin olores. Matapasiones: el menú del restaurante no resalta mucho, tienen platillos muy estándar, sin chispa, pues.

Chiapas 121, Roma Norte, 5564 8157, hotelromamor.com, tc: todas excepto Amex, tiempo límite: 6 horas (con opción a renovación). Hotel: Sencilla $380, Jacuzzi $550, Doble $750 (2 camas). Motel: Sencilla $480, Jacuzzi $650.