Programas que hace 30 años no hubieran podido existir

¡Las mujeres a la cocina y que canten los famosos!

Duck Dynasty

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo a Enrique Guzmán se le salió una pequeña grosería en un programa de televisión. Una mala palabra que le costó el veto de la televisora durante muchos años y no pudo salir al aire porque el gobierno era muy cuidadoso con lo que se transmitía. ¿Qué dirían entonces de los programas de hoy? 

Hay que ser justos: hace 20 o 30 años muy poca gente tenía televisión por cable y los niños teníamos que ver lo que pasaba la tele abierta. Nuestras vacaciones comenzaban cuando íbamos a casa de un amigo que tuviera antena parabólica o en el hotel que tenía más de 9 canales. Había películas, programas de concursos, telenovelas y noticieros. Pero ¿programas donde saliera gente común y corriente? ¡ni pensarlo! Aquí van algunos programas que antes no hubieran podido existir. 

Solo las mujeres pueden cocinar 

Pocos programas había de cocina y en ellos las mujeres dominaban (¿alguien dijo Chepina?). De pronto en los noticieros matutinos se dieron cuenta que también había chefs hombres y los invitaban esporádicamente. Pensar en que hubiera hombres que llevaran un programa de cocina ellos solos, y más aún, que fueran especializados en pasteles, chocolates o en comida rápida, hubiera sido ridículo ¡Suerte que vives en esta época, Chef Ramsay! 

¿Gente común? Sólo para concursos 

Si la gente común salía en la tele, era sólo para concursar o de público invitado, y si la tía Tencha salía con Chabelo se convertía automáticamente en la estrella de su colonia. La gente común también aparecía contestando encuestas o para hacer el ridículo. Big Brother fue un hito en la televisión mexicana porque era gente común y corriente (o eso nos hicieron creer). ¿Quién se iba a imaginar que hoy hay programas de gente que arregla autos, chatarreros, vendedores de silbatos para patos o… Honey Boo Boo? 

Programas sobre Fails 

Lo más que se acercaba a un programa sobre gente cayéndose de manera graciosa era Óscar Cadena con su Cámara Infraganti (¡cómo olvidar sus tirantes!). La gente mandaba sus grabaciones ¡en VHS! y él iba comentando cada situación… lo cual le quitaba la gracia. Luego, cuando las cámaras de video se hicieron populares, fue más fácil conseguir material… y hoy sólo los toman de YouTube. 

La Liga de la Decencia ataca 

Según la normativa de la Liga de la Decencia, mostrar a una pareja en posición horizontal (imaginen lo que quieran) era inmoral. Esa regla de hace un siglo se respetó durante muchos años en la televisión mexicana ¿gente emborrachándose? ni locos ¿teniendo sexo? ¡madre mía! Ahora piensen cuántos programas caerían en las garras de la censura ¿pensaron en Jersey Shore? 

¡Llévese su licuadora! 

Los premios en los programas de concursos se limitaban a electrodomésticos. Chabelo subió la apuesta regalando salas (¡guau! ¡una sala!), aunque alguna vez hubo el premio de los 64 mil pesos donde prácticamente podías hacerte millonario contestando preguntas. Después fueron autos y… ¿alguien hubiera imaginado que millonarios como en Dragon’s Den financiaran tu proyecto? ¿o que te remodelaran tu casa? ¿o que ganaras un contrato millonario por ser la mejor drag queen en los programas de Ru Paul?

¿Qué otras cosas de los programas de tv actuales te han sorprendido?