Entonces fracasaste como hombre

¿Tus problemas los resuelve una mujer?

Getty Images

No, no nos importa que lo tengas chiquito, siempre y cuando lo sepas mover, pero que tengas la voz chillona o que seas incapaz de tomar tus propias decisiones, eso sí que nos duele a las mujeres. 

Hay ciertos detalles varoniles que tomamos en cuenta (consciente o inconscientemente) para enamorarnos perdidamente de un chico. 

Así que te retamos a no cumplir con más de 3 de los siguientes puntos, si no, podremos decir que fracasaste como el hombre que todas soñamos tener. 

*Si tu voz es más chillona que la de la mamá de Eric Forman en That ’70s Show.

 

*Si no tienes poder de decisión; o sea, si la simple tarea de escoger entre uno y otro color de camisa es una proeza para ti. 

*Si antes que gastar en una buena loción, prefieres oler a chivo. 

*Si tu panza es más parecida a una lavadora, que a un lavadero y todavía la presumes sin empacho. 

*Si tus manos nacieron incapaces de cambiar una llanta o arreglar cualquier desperfecto en casa. 

*Si cada problema en tu vida, requiere ser resuelto por una mujer. 

*Si ella es la del coche. 

*Si eres malísimo para hacer que tus negocios funcionen. 

*Si no tienes los pantalones para invitar a salir a la chava que te gusta (lo que significa que no tienes pantalones para nada). 

*Si tardas miles y miles de horas en ir a comprar ropa.

*Si en efecto, lo tienes chiquito y NO lo sabes mover. 

Ya sabes chavo, o te pones las pilas o te quedarás a vestir santos.