13 palabras cotidianas de origen árabe

¿Te las sabías?

Pura de árabe

Cuando pensamos en Guadalajara, de inmediato nos vienen a la mente el Jarabe tapatío, el mariachi y muchos otros iconos de la mexicanidad que hoy por hoy son parte indiscutible de la identidad nacional.

Pero lo que pocos saben es que Guadalajara es una palabra de origen árabe. Esto tiene una explicación lógica: debido a la proximidad geográfica y a la ocupación mora, muchos vocablos árabes se colaron en el habla castellana y después llegaron a las colonias españolas.

Sin más choro, aquí les dejamos 13 palabras que todos usamos cotidianamente y que tienen origen árabe, aunque seguramente no lo sabías.

Guadalajara: (wadi al-hiyara) significa ‘Valle de la piedra’, aunque la traducción más tradicionalmente más aceptada y difundida es “río de las piedras” o “río que corre entre piedras”. La también llamada Perla Tapatía lleva este nombre porque su fundador, Cristóbal de Oñate, le puso así en honor al conquistador Nuño Beltrán de Guzmán quién nació en Guadalajara, España. Así es, nuestra Guadalajara tiene una tocaya del otro lado del charco.

Guadalupe: este nombre suena más mexicano que el chile, pero se originó de la fusión de dos vocablos, el árabe “wadi” (río) y el latín“lupus” (lobo). Literalmente significa “Río de los lobos” y nos llegó a México por ser el nombre de un municipio español en la provincia de Cáceres.

Alacrán: al igual que muchas palabras que empiezan con “al” alacrán, ese ponzoñoso animal que pica con la cola y que es muy común en zonas áridas, viene de “al-aqrab”. “Al” es un artículo que puede significar “el” o “la” y “qarab” es, literalmente, escorpión.

Jaqueca: si alguna vez has tenido un dolor de cabeza migrañoso, te habrás dado cuenta de que por lo general sólo te duele una región de la cabeza. Para este dolor localizado, los árabes ya tenían una palabra: “saqiqah”, que viene del vocablo “saqq”, que significa dividir.

Marrano: esta palabra, que se usa tanto para referirse al cerdo como a la gente sucia, también tiene origen árabe: “muharram”. ¿Qué significaba esta palabra? Su traducción era “prohibido” y es que para los musulmanes (así como para los judíos) consumir carne de cerdo está prohibido. 

Sandía: una de las frutas más refrescantes, pero, ¿te has puesto a pensar de dónde viene su nombre? Pues del árabe “sindiyyah” que deriva de Sind, que es una región paquistaní de donde es originaria esta sabrosa fruta.

Tarea: si ya de por sí mucha gente odiaba a los árabes por haber inventado el álgebra, pues también de ahí viene el término tarea. Su raíz es la palabra árabe “taríha”, que significa literalmente “asignación o trabajo que debe hacerse en corto tiempo”. Chale.

Arrabal: esta palabra que suele usarse de forma despectiva para los lugares de poca categoría, también es una herencia árabe: “al-rabád”. “Al”, (como ya vimos en otras palabras como alacrán) es un artículo indefinido y se conocía como “rabád” a los barrios que se encontraban fuera de las zonas urbanizadas. 

Droga: aunque es una palabra que relacionamos directa o indirectamente con el hampa, tiene un origen bastante curioso. Viene del árabe ibérico “hatróka” o “hatruka” y significa charlatanería. Dicen los que saben, que la relación proviene de las propiedades medicinales de las drogas o medicamentos que “engañaban” al cuerpo, haciéndolo experimentar sensaciones placenteras. 

Alcohol: ya que andamos en sustancias para ponerse chidos, “alcohol” también es una palabra que nos viene de herencia árabe. Como ya sabemos “al” es un artículo y “kohol” significaba sutil, o algo que podía ser reducido hasta su esencia (como el alcohol destilado). Las mujeres árabes usaban el kohol para maquillar sus ojos y la población en general lo usaba para prevenir infecciones oculares. 

Ojalá: cuando queremos que algo se nos cumpla, otra palabra que usamos mucho es “ojalá”. Esta expresión viene de “law sha’a Allah” (si Dios quisiera) y es una especie de breve plegaria que los árabes usaban para que algo resultara tal cual lo deseaban, pero con la intervención de Alá. 

Gañán: aunque es una etimología discutida pues algunos dicen que es de origen germánico, muchos lingüistas dicen que su origen es árabe y viene de “gánnam”,  cuya traducción literal es “pastor de ovejas”. De ahí viene el sentido de la palabra como de una persona maleducada o poco refinada. ¿Entonces Benito Juárez era un gañán?

Barrio: esta palabra, que tanto nos gusta y hasta es el apellido artístico de Paquita, también viene del árabe. Su origen es “barrí” y se usaba para designar a todo lo que estuviera fuera de las ciudades, tanto a los arrabales como a zonas más alejadas. Se traduce literalmente como “barrí” (del campo).

¿Qué tal, les gustaron estas breves clases? Por supuesto hay muchísimas más palabras que heredamos del medio oriente, pero si nos las echamos todas, no acabamos. ¿Ustedes cuáles conocen?

También lee:

Starbucks te regala una bebida por cumplir 14 años

¿Quieres compartir tus videos XXX? Checa esto…

Chupetones: lo que dicen la ciencia y las abuelas para quitarlos