los-inicios-del-duque
Colaborador

12 de julio 2010

Los inicios del duque

Por: Colaborador

Figura emblemática del Actors Studio, personaje controversial del star-system Hollywoodense, símbolo sexual y pionero de un estilo de actuación, Marlon Brando dejó un legado notable para la historia del séptimo arte.
Nació en Omaha en 1924. Fue hijo de la actriz Dorothy Pennebaker, una impulsora del teatro en el estado de Nebraska (quien tenía un gusto desaforado por el alcohol), y del productor Marlon Brando, un hombre de carácter duro, descendiente de franceses (quienes originalmente llevaban el apellido «Brandeau»). Desde pequeño dio señales de una personalidad rebelde: fue expulsado de varios colegios, y a los diecisiete años lo echaron de la escuela militar Shattuck en el estado de Minnesota, por ser un niñato agresivo e insubordinado. En 1943 viaja a Nueva York con su hermana Joselyn. Antes de entrar a la escuela de teatro se gana la vida como vendedor de refrescos, lavaplatos, conductor de excavadoras y ascensorista. Más adelante, una recomendación lo lleva ante Erwin Piscator, director del Dramatic Workshop en la New School for Social Research, embrión del Actors Studio, donde Marlon se formó bajo la dirección de Stella Adler (alumna del ruso Konstantín Stanislavski) y Lee Strasberg. Entre 1944 y 1947 participó en un gran número de montajes y se fogueó con obras de Molière, Shakespeare, Cocteau y Bernard Shaw. Poco después llegaría su momento estelar con la interpretación de Stanley Kowalski, en la versión teatral de Elia Kazan de Un Tranvía Llamado Deseo, del escritor Tennesee Williams. En esos años fue señalado por la prensa como "El Valentino de la generación del bebop." Un tipo bellísimo (casi un ángel) que poseía la capacidad de metamorfosear y conmover al público con una gran variedad de personajes. En uno de los ensayos de Un Tranvía Llamado Deseo, mientras boxeaba con los muchachos que trabajaban en el teatro en la sala de calderas, tuvo un accidente: ¡Zas!, a un tipo se le pasó la mano y le fracturó la nariz. Según los críticos (y sus infinitas admiradoras), este hecho sólo aumentó su sex-appeal.

hospedate-en-la-habitacion-inspirada-en-la-obra-de-guillermo-del-toro

?¡Hospédate en la habitación inspirada en la obra de Guillermo Del Toro!?

Visita la exposición de En Casa Con Mis Monstruos y hospédate en una habitación (Monster Suite) inspirada en la obra de Guillermo del Toro.

Viajes

NUESTRAS REDES SOCIALES

+
+