Neruda no fue envenenado según las evidencias

Hace más de dos años se inició una investigación para saber las causas de muerte de Pablo Neruda, porque el Partido Comunista, al que pertenecía, y su ex chofer, afirman que el poeta fue envenenado y que no murió de cáncer.

Y hoy justamente, después de exhumar sus restos y hacer pruebas, el informe de los especialistas confirmó solamente la presencia de medicamentos usados en la época para el tratamiento del cáncer de próstata que aquejaba al escritor.

“No se ha encontrado evidencia forense alguna que permita establecer una etiología (causa) médico legal por causas no naturales en la muerte del señor Pablo Neruda”, dijo Patricio Bustos, jefe del servicio forense.

Las muestras de los restos de Neruda fueron analizadas por laboratorios dentro y fuera de Chile.

Pero sí se encontraron lesiones metastásicas diseminadas en varias partes del su esqueleto.

El autor de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” falleció en una clínica de Santiago el 23 de septiembre de 1973, dos semanas después del golpe militar que llevó al poder a Augusto Pinochet, y un día antes de emprender el viaje de autoexilio a México.

El ex chofer del poeta, Manuel Araya, dijo que Neruda recibió una inyección mortífera por parte de agentes de la dictadura que se infiltraron en la clínica.