Un cheesecake para degustar

Pasteles

El paraíso para los amantes de los postres y para quienes la dieta no es un tema por el cual preocuparse.

Georgina: Probamos tres pasteles: cheesecake con fresa, cheesecake con chocolate y chocolate. Mi favorito el que no tenía más chocolate porque ya era imposible. Un trozo grande, suavecito, ideal para los chocoholics.

Héctor: Los tres cheesecakes que probamos son ricos pero sólo si te gusta este tipo de pastel. Son muy gringos y su sabor es muy dulce, al grado que antes de llegar a la mitad de la rebanada puedes quedar empalagado. Pero sí, los recomiendo.

Hugo: Pues se me hicieron un poco equis, ni malos ni buenos. El de chocolate estaba empalagoso, pero eso no es culpa de estos pasteles, ya que así son en general este tipo de postres. ¿Será porque soy fan de los cheesecakes que soy muy exigente?

Vero: Válgame Dios, sí sé que probamos tres diferentes sabores, pero a mí en especial uno me robó el corazón, el cheesecake de chocolate. La consistencia y el sabor se quedaron en mi memoria, aparte estaba frío, eso me encantó. Les recomiendo ampliamente disfrutar de una película con una generosa rebanada de cheesecake de chocolate.

Pizzeta

57593La pizzeta es uno de los acompañantes perfectos en el cine.
La pizzeta es uno de los acompañantes perfectos en el cine. (Cortesía Cinemex)

Es una pequeña pizza de aproximadamente 9 cm de diámetro. Ideal para acompañar con una copita de vino tinto.

Georgina: Es un platillo diferente con el cual botanear o casi hacer una comida completa mientras ves alguna película. Los trozos son delgados y la consistencia de la masa es suave. Se agradece que el queso esté calientito y derretido.

Héctor: La pizzeta que probé era de pepperoni, aunque la masa me pareció adecuada, delgadita, sabrosa, el queso y el pepperoni estaban un tanto grasosos, pero bueno, con buen sabor. Sí la recomiendo aunque no les aseguro que no suban de peso.

Hugo: Es demasiado pequeña y delgada para mi gusto. Sirve para un mero antojito y ya, porque el precio se me hace algo elevado para lo que es. En cuanto a sabor, es bueno, nada del otro mundo, pero si te gustan las pizzas ligeritas, ésta es buena opción. Si estás a dieta, basta un pedacito para quitarte el antojo y ya.

Vero: Clásico, si tienes hambre a la hora de la película, es altamente recomendable la pizzeta, sobre todo de pepperoni. Estaba un poco grasosa pero qué más da, al cine vas a pecar. Me gustó que la masa no estaba muy gruesa y prácticamente te la comes en dos bocados. 

Y a ustedes ¿qué se les antojó probar en su próxima visita al cine?