Mariscos al chile

¡Y arriba el norti señores!

Mi gusto es

Aquí solo basta una
palabra: aguachile. Y también cerveza, agua, refresco o cualquier otra bebida
con la cual quieras acompañar tu platillo y mitigar la picazón en tu lengua. La
gente de Mi Gusto es, te consiente desde que te sientas en la mesa con unas
ricas tostadas y cerca de seis salsas diferentes -una botana que prepara tu
estómago-. Para empezar, puedes pedir unos Tacos Gobernador, una tortilla
retacada de camarones; o tal vez una tostada de pulpo, fresca, con especias y
verdura. Pero lo mejor viene al final: el glorioso aguachile,  camarones sazonados con limón, y chile
piquín que te van a enchilar. Los puedes comer solos, o prepararlos sobre una
tortilla dorada y acompañarlos con cebolla morada y pepinillo. No llegué al
postre porque el tamaño de los camarones y la abundante porción de los mariscos,
nos dejó simplemente con la sensación de habernos teletransportado del DF y
estar frente al mar. Un mar de autos, pero mar al fin y a cabo.

Cura crudras: Aguachile tradicional de camarón