Monumentos que nos dolería ver destruidos

Cuando la ciencia ficción nos alcance

Desde hace no mucho, la televisión ha sembrado en nosotros —o por lo menos en su servidor— el miedo a que un posible escenario catastrófico/post apocalíptico esté a la vuelta de la esquina; al más puro estilo de The Walking Dead, Falling Skies, o si son muy veteranos como en Independence Day.

Por un momento imaginen, sólo imaginen, que una nave se posiciona sobre alguno de nuestros preciados monumentos, pongan el Castillo de Chapultepec, que dentro de él hay seres provenientes de otro planeta. No hay más: estamos a merced de una invasión alienígena de tipo hollywoodense, o de una amenaza global que nos podría quitar esta preciada construcción en un santiamén.

Aquí hay algunos que de verdad nos daría mucha tristeza no volver a ver, o que moriríamos defendiendo.

El Monumento a la Revolución

Antes nadie lo pelaba mucho, pese a que, alguna vez —hace mucho, mucho—, se pensó que fuera la cúpula principal de nuestro capitolio. Ahora es todo un hit, sobre todo porque, desde que le dieron una manita de gato, se convirtió en el balneario urbano de moda. ¿Se imaginan si esa plazota (la Plaza de la República) se viera invadida por zombies? Casi, como si se llenara de una multitud de fans de Juan Manuel Marquez y Manny Pacquiao al mismo tiempo… Ejem… eso ya sucedió.

57621Monumento
Monumento (Foto: Cuartoscuro)

El Ángel de la Independencia

Nosotros no tenemos símbolo más patrio que el Ángel de la Independencia —por más que ni ángel sea (es una Victoria alada) y que su forma y basamento sean tan comunes que haya otros igualitos en el mundo—, sin él las victorias del TRI no nos sabrían igual. ¿Han pensado que una invasión alienígena lo usara para sus propios fines?, dudo que lo destruyeran, más bien la posibilidad de usarlo para pimpear una nave intergaláctica son muchas.

El Estadio Azteca

¡Oh!, esas son palabras mayores. Es el templo del futbol chilango. Tanto lo queremos que cada que sufrimos una afrenta en dicho lugar es peor que una refrescada de madre… con todo y que es el estadio de cierto equipo amarillo querido por muchos y odiado por otros. De ser atacado por un grupo invasor, alienígena o humano, bien podría funcionar como campo de concentración o de prisioneros. Creo que sería una de las únicas oportunidades de pisar su sagrado pasto sin ser futbolista, técnico o niño recogebalón.

57618Estadio Azteca
Estadio Azteca (Foto: Cuartoscuro)

El Palacio Nacional

Ok, no es nuestra Casa Blanca, pero a algo le tenemos que llorar. Y aunque existe un lugar donde vive el presidente en turno, en serio ¡¿Los Pinos qué?! No es porque no le tengamos aprecio, pero sinceramente, si hubiera un ataque de terroristas turco-otomano-visigodos del pasado, nunca nos enteraríamos de lo sucedido debido a su desierta ubicación. En cambio la toma o destrucción de Palacio Nacional sería toda una supersecuencia de acción: está hecho de roca sólida y una explosión al estilo Duro de Matar u Olimpo Bajo Fuego, sería algo digno de ver.

57619Palacio nacional
Palacio nacional (Foto: Cuartoscuro)

La Estela de Luz

No es que estemos particularmente contentos con este monumento ni que lo vayamos a extrañar, incluso, habría varios contentos con su destrucción, pero si algo tiene es una ubicación estratégica: puedes estar en Constituyentes y se ve, desde Reforma se ve, desde Chapultepec se ve, desde las Lomas se ve Y existe la leyenda urbana de que desde Polanco, también. Verlo destruido por una horda de vampiros tropicales del futuro sería una catástrofe que podría admirarse en cualquier parte de la ciudad sin mucho esfuerzo.

57620Estela
Estela (Foto: Cuartoscuro)

¿Ustedes qué monumento o lugar temen que sea destruido por la ciencia ficción?