Las 25 colonias que más presos ‘aportan’ a las cárceles chilangas

¿Está la tuya?

Criadero de ratas

Hay zonas que tienen mala fama por su gente, pero ¿qué dicen las estadísticas? Conoce los barrios que más delincuentes tienen tras las rejas, qué delitos cometieron, cuáles son sus edades y su nivel educativo.

Ratas de cuatro y dos patas

Imaginen un edificio con todos los servicios, con exclusivos departamentos, roof garden, en fin, todo lo necesario para vivir bien. El científico John B. Calhoun, del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, creó un ambiente similar para ratas, donde éstas tenían todo lo que podrían soñar: fuentes abundantes de agua y comida, espacio suficiente para moverse a sus anchas y lo necesario para alimentar a sus crías.  Calhoun dejó que las ratas se multiplicaran libremente, la población aumentó, pero el espacio y los recursos seguían siendo los mismos. Empezó a tocarles menos comida, menos agua y menos espacio. Entonces, su conducta comenzó a cambiar. Los roedores empezaron a matar a sus propias crías. Los machos atacaban a las ratas preñadas en lo que parecía un intento para detener los nacimientos e, incluso, las ratas madres se comían a sus crías o las descuidaban. Muchas ratas se volvieron hiperactivas y ansiosas; otras pasaron los días sin hacer nada, como si estuvieran deprimidas.

«La conclusión de este estudio, que fue pionero en 1962 y continúa vigente, es que en condiciones de hacinamiento extremo, se incrementa la psicopatología y la conducta antisocial», nos comparte  el doctor en Psicología Ambiental por la UNAM Eric Jiménez Rosas, quien trata de darnos una aproximación científica sobre por qué ciertas colonias de la CDMX aportan más presos que otras.

«Aunque los experimentos con animales son controvertidos y se cuestiona su posible generalización hacia las personas, la mayoría de los científicos están de acuerdo en que los humanos, bajo condiciones similares a las que estuvieron expuestas estas ratas, se comportarían de la misma manera. De hecho, en estudios parecidos realizados en cárceles de todo el mundo se han notado indicios de estos patrones».

Nuestra ciudad tiene alrededor de 35 mil presos mayores de edad en sus cárceles (cuya capacidad real es de 22 mil 411 reclusos). ¿Pero de qué colonias provienen estos delincuentes? ¿Cuáles son los barrios que «nutren» con mayor cantidad de personas los centros penitenciarios? ¿Qué delitos son los que más se cometen? ¿Cuáles es el nivel de estudios? De acuerdo con la solicitud de información que Chilango hizo al Sistema Penitenciario, te presentamos las 25 colonias que más presos «aportan» a las cárceles chilangas, así como otras estadísticas que dan para la reflexión. 

Las 25 colonias

 

COLONIA

DELEGACIÓN

H

M

TOTAL

1

CENTRO

CUAUHTÉMOC

559

36

595

2

MORELOS

DEL LADO DE VENUSTIANO CARRANZA

479

24

503

3

GUERRERO

CUAUHTÉMOC

459

31

490

4

MORELOS

DEL LADO DE CUAUHTÉMOC

427

18

445

5

PEDREGAL DE SANTO DOMINGO

COYOACÁN

308

10

318

6

DOCTORES

CUAUHTÉMOC

295

18

313

7

SANTA MARÍA LA RIBERA

CUAUHTÉMOC

266

24

290

8

AGRÍCOLA ORIENTAL

IZTACALCO

264

13

277

9

DESARROLLO URBANO

IZTAPALAPA

242

12

254

10

OBRERA

CUAUHTÉMOC

218

15

233

11

ANÁHUAC 1 SECCIÓN

MIGUEL HIDALGO

211

12

223

12

EJÉRCITO CONSTITUCIONALISTA

IZTAPALAPA

199

11

210

13

GABRIEL RAMOS MILLÁN

IZTACALCO

190

10

200

14

U. VICENTE GUERRERO

IZTAPALAPA

187

6

193

15

SAN MIGUEL TEOTONGO

IZTAPALAPA

167

14

181

16

CAMPAMENTO 2 DE OCTUBRE

IZTACALCO

157

10

167

17

AGRÍCOLA PANTITLÁN

IZTACALCO

139

13

152

18

NUEVA ATZACOALCO

GAM

143

7

150

19

LEYES DE REFORMA

IZTAPALAPA

139

8

147

20

STA MARTHA ACATITLA

IZTAPALAPA

139

7

146

21

SAN FELIPE DE JESÚS

GAM

132

11

143

22

MARTÍN CARRERA

GAM

139

3

142

23

JUVENTINO ROSAS

IZTACALCO

134

3

137

24

PENSIL NORTE

MIGUEL HIDALGO

131

5

136

25

MOCTEZUMA 2DA SECCIÓN

VENUSTIANO CARRANZA

130

3

133

TOTAL

   

5854

324

6178

FUENTE: Secretaría de Gobierno de la CDMX, datos al 1 de abril de 2016

-TOTAL DE PRESOS EN LA CDMX, DATOS AL 1 DE ABRIL DE 2016: 35,486
– Estas 25 colonias aportan el 17.5 por ciento de la población penitenciaria
– De estas 25 colonias, 6 están en Cuauhtémoc, 6 en Iztapalapa, 5 en Iztacalco, 3 en GAM, 2 en Venustiano Carranza, 2 en Miguel Hidalgo, 1 en Coyoacán
-De los 6178 detenidos de estas 25 colonias 5854 son hombres, 324 mujeres

LOS DELITOS

Delito

Total

Robo calificado

3426 – 55.4%

Homicidio

712 – 11.5%

Armas de fuego y explosivos

504 – 8.3%

Privación ilegal de la libertad

442 – 7.1%

Delitos sexuales

365 – 5.9%

Delitos contra la salud

306 – 4.9%

Otros

251 – 4%

Lesiones

79 – 1.2%

Delincuencia organizada

46 – 0.7%

Robo simple

42 – 0.6%

Operaciones con recursos de procedencia ilícita

5 – 0.08%

Total

6178 – 100%

-De los 6178 detenidos, 3426 fueron por robo calificado, es decir, 55.4%

-Por homicidio fueron detenidas 712 personas, siendo el segundo delito más alto, representando el 11.5%

DELITOS SEXUALES POR COLONIA  

DE LOS 365 PRESOS POR DELITOS SEXUALES, 7 COLONIAS APORTAN EL 49% DE DETENIDOS:

Colonia

Detenidos por delito sexual

Pedregal de Santo Domingo

38

Guerrero

31

Morelos (Venustiano Carranza)

26

Centro

24

Obrera

21

Agrícola Oriental

20

Unidad Vicente Guerrero

19

Total

179

-La situación escolar de los 6178 detenidos está así:

Nivel educativo

 Presos

Analfabeta

83

Alfabetizado

23

Hasta primaria

1554

Hasta secundaria

3213

Hasta bachillerato

1003

Carrera técnica

59

Hasta profesional

238

Maestría y doctorado

2

Sin dato

3

Total

6178

-De 6178 delincuentes, 3213 estudiaron sólo hasta secundaria, es decir, 52%
-De los 6178 detenidos hay dos con posgrado, ambos de la colonia Centro.
-La colonia con más profesionistas detenidos es la Guerrero con 23

EDADES DE LOS DETENIDOS

Rango de edad

 

18-30

2218

31-50

3489

51-59

345

60-90

126

Total

6178

-La colonia Centro es la que más detenidos entre los 18 y 30 años tiene con 216
-La colonia Santa María la Ribera es la que tiene más adultos mayores detenidos entre los 60 y 90 años con 16
-56.5% de los detenidos del top 25 están entre los 31 y 50 años de edad

EL BARRIO NO TE RESPALDA

De acuerdo con Édgar Angulo, exdirector de formación y capacitación del Instituto para la Atención y la Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México, el desarrollo de zonas delictivas se da por factores como la exclusión social, la marginación, los bajos niveles de bienestar y desarrollo, la falta de educación y el consumo de drogas.

«También hay que romper las cadenas generacionales asociadas al crimen. En los reclusorios es frecuente ver familias donde diversos integrantes están asociados a un estilo de vida fuera de la ley. Las cárceles están sobrepobladas y cuentan con pocos recursos económicos para hacer verdaderos programas de rehabilitación y reinserción social. Es un círculo vicioso».

René Jiménez Ornelas, especialista en sociodemografía de la violencia, coincide en que esta problemática es multifactorial y que se debe buscar alternativas integrales para reducirla. «Son las zonas donde hay más sobrepoblación y entre los delitos principales está el robo a transeúnte y el enfrentamiento entre delincuentes, por eso es que el homicidio también está entre los delitos que más se cometen. La solución es empezar a buscar alternativas económicas y sociales que les permitan la sobrevivencia. Que los grandes empresarios les den trabajo a los que viven en estas colonias, aunque, en mi experiencia, parece ser algo a lo que no están dispuestos los grandes consorcios».
En algunos países, por ejemplo, España o Chile, se han «expropiado» barrios enteros que son zonas delictivas históricas. Esto podría funcionar en México, pero debería acompañarse de un plan integral porque, de lo contrario, sólo se producirá un «efecto cucaracha».

AVES QUE CRUZAN EL PANTANO Y NO SE MANCHAN

A pesar de que el ambiente influye en las personas, como puede verse en estas colonias, no todo está perdido. Angulo explica que la responsabilidad para evitar ser delincuente recae en cada persona, algo a lo que en psicología y otras disciplinas se le llama resiliencia.

«El porqué hay gente que no elige el camino del crimen a pesar de vivir en un entorno favorecedor de tales conductas, en un ambiente francamente crimogénico, donde quizá en su propia familia se dediquen a conductas ilícitas, nos replantea que la responsablidad individual puede y, en muchos casos, tiene más peso que el ambiente. A esto, los investigadores le llamaron resiliencia, que es la resistencia de una persona a los estresores ambientales».

Para Angulo, una persona resiliente no sólo tiene «esperanza» de cambiar su situación, también cuenta con la determinación para lograrlo. «Grandes boxeadores, futbolistas, periodistas, escritores, profesionistas o, simplemente, grandes personas han surgido de los ambientes más violentos y de mayor pobreza. Han escalado socialmente y terminan como líderes. Pero más allá de los registros anecdóticos, la educación y el acceso a servicios de salud, la prevención del consumo de drogas y el desarrollo de empatía y una cultura cívica son elementos que protegerán a las personas de cometer conductas antisociales. Debemos generar una sociedad resiliente que resista ante la adversidad que crea en sí misma, a pesar de las carencias sociales, de las carencias materiales y de los gobiernos».

Otros datos relevantes

Tomando en cuenta al total de detenidos sin importar colonia de procedencia:

• 40% de los internos tiene entre 18 y 30 años.

• 71% de los internos varones y 86% de las mujeres internas tienen hijos.

• 25% de las mujeres internas y 3% de los varones tienen a su pareja en prisión.

• 38% de los internos dejaron de vivir con su madre y 42% con su padre antes de cumplir 18 años. 11% nunca conocieron o vivieron con su padre.

• 28% de los internos se fueron de su casa alguna vez antes de cumplir 15 años. De ellos, 41% tenía entre 6 y 12 años.

• 50% de quienes abandonaron sus casas alguna vez antes de los 15 años lo hicieron por problemas o por violencia en la familia.

• 41% de los internos dijeron que sus padres consumían alcohol frecuentemente durante su infancia y 6% drogas.

• 25% de los internos dijeron haber tenido algún familiar en prisión.

• 21% de los internos nunca fueron a la escuela o no alcanzaron a completar la primaria.

• 61% de los internos comenzaron a trabajar a los 15 años o antes; de estos, 32% lo hicieron a los 12 años o antes.

• 12% de los internos prestaron sus servicios en la policía o las fuerzas armadas.

Fuente: Encuesta a población en reclusión en la CDMX y Estado de México hecha por el CIDE en 2009