¿Cómo viajar seguro en un taxi?

Recomendaciones para mantenerse seguros antes y durante un traslado en taxi

Taxis

La verdad es que ya no importa si son «piratas» o si tienen placas regulares, antes de abordarlos es necesario saber cómo viajar seguro en un taxi.

María Carbonell, autora del libro Luciérnagas y Libélulas y bloguera, lanzó una serie de recomendaciones a través de su cuenta de Twitter @shivis, para que las pongas en práctica al pedir un servicio.

Archivo

Antes de abordar

Para comenzar su guía de cómo viajar seguro en un taxi, María señala que lo principal es mantener activado el GPS del celular todo el tiempo, pese a que esto consuma datos; de ser necesario, las autoridades pueden rastrear la localización del pasajero en todo momento.

También hay ciertas aplicaciones que son fáciles de descargar en el teléfono móvil y que ayudan a que un conocido siga la ruta del trayecto.

Antes de poner un pie dentro del vehículo, hay que tomar nota de las placas y del nombre del conductor, así sea un servicio solicitado a través de un app; en el caso de los taxis públicos, este dato está en el tarjetón pegado en una de las ventanas.

Para las unidades de Uber o Cabify, el pasajero debe verificar que la imagen del conductor corresponda con la que aparece en el teléfono ya que, según la escritora, «se ha confirmado que se están hackeando este tipo de plataformas para cometer delitos. No confíe. Cancele y reporte».

Lo siguiente es compartir la información del automóvil (placa, modelo y color) con algún familiar, así como la ruta y hora del abordaje.

Otra recomendación de la escritora sobre cómo viajar seguro en un taxi es nunca sentarse en el asiento de adelante, ya que «es el primer lugar donde se está vulnerable». Lo ideal, dice, es colocarse en el asiento trasero, pero jamás del lado conductor o chofer, sino del opuesto.

Durante el viaje

Uber aconseja «seguir el viaje en tiempo real para que siempre sepas dónde estás». Aunque también recomienda abordar el servicio Pool, que es compartido, desde el 15 de septiembre se prohibió su operación en CDMX, de acuerdo con el nuevo reglamento de la Secretaría de Movilidad y Vialidad.

Carbonell indica que es vital estar en línea con un familiar o persona de confianza. «Que el conductor lo note y jamás termine la llamada hasta que usted esté dentro de su hogar o el sitio a donde se dirige y la reciba la persona que la está esperando. Si al chofer le incomoda, no es problema suyo».

También se recomienda no conversar con el conductor, sobre todo sobre cuestiones personales. En caso de actitudes de acoso, lo ideal es bajar de inmediato de la unidad en el primer semáforo que se pueda, sin dar explicación alguna al chofer.

«No es culpa suya que alguien decida que usted será una probable víctima. No hay algo malo en usted. Ni la hora o su ropa. Ni si bebió o no. Si tiene una emergencia, si usted es guapa», sostiene Carbonell.

No importa cuál sea el caso, lo necesario es prevenir, estar alerta y educar para cambiar. #NiUnaMenos