Alley Cat II: Intrépidos ciclistas conquistan la ciudad

Crónica del concurso de velocidad y habilidad

Ni la lluvia, ni el granizo que arreció el sábado en el centro de la ciudad, impidieron que cientos de entusiastas del ciclismo urbano participaran en la carrera Alley cat II, un concurso de velocidad y habilidad que simula un día de chamba de un bicimensajero, cuya única regla es llegar a la meta luego de checar en cinco puntos de control distribuidos alrededor de la ciudad.

58409Tomaron la ciudad
Tomaron la ciudad (Foto: Luz Marcelo)

Desde las 17 horas, casi 400 ciclistas con sus cascos obligatorios, ya estaban listos para “pedalear  hasta morir” desde el Monumento a la Revolución y dejar correr la adrenalina. De todos tamaños y colores, las reinas de la tarde lucían quietas en hileras apostadas boca arriba: las plegables, hechizas o híbridas, fijas (fixies), de ruta, pista o montaña, de panadero y una que otra vagabundo o Windsor.

58410Tomaron la ciudad
Tomaron la ciudad (Foto: Luz Marcelo)

Aunque el evento congregó a muchos hombres –el doble del año pasado– decenas de chicas acudieron para hacer lo propio en la rama femenil. Lucieron orgullosas su pertenencia a grupos como la Liga Bike Polo Feminas DF quien organiza concursos de Bicipolo, por supuesto a bordo de sus mejores aliadas.

58432Bicis
Bicis (Foto: Luz Marcelo)

En el punto de salida, los organizadores del Terremoto Crew entregaron un mapa con los cinco puntos  checking: Parque Lincoln en Polanco, la Fuente de serpientes en Mixcoac, la Plaza de la Conchita en Coyoacán, el puente de Avenida Cuauhtémoc y División del Norte,  el Jardín Dr. Ignacio Chávez en la Doctores para arribar de nuevo al punto de salida. Una ruta calculada en 40 kilómetros o hasta 60 si el o la del maniubro se desorienta.

Cientos fueron quedando rezagados o de plano desertaron ante el ingobernable clima: “en toda avenida Cuauhtémoc nos golpeaba el granizo en la cara. No se podía ver nada, ¡difícil pero chingón!”, comentó Ale, uno de los intrépidos #trafficinvaders.

Después de aproximadamente 60 minutos, el primero en llegar con mapa y manifiesto sellado –lo que indicaba haber pasado por los cinco puntos—  fue Breakless quien tenía una bici sin frenos. Al final sólo 75, de los 380 competían por los primeros lugares. En segundo lugar, Fernando Espinosa de los Monteros, Adrián Jiménez y Tirek. La mayoría arribaron a la meta con sus mapas deshechos por la lluvia que se mezclaba con el baño de sudor que escurría de todas partes, quizá lo que los terremotos llaman “Tirar caldo”.

En la rama femenil las más veloces fueron Lisa Hagen, Daniela Jiménez y Berenice Alejandra Solís, respectivamente.

Afterparty hard

58431Bicis
Bicis (Foto: Luz Marcelo)

Mojados, cansados o lastimados levemente, después de la ride-harder, la comunidad biclicletera todavía tuvo la energía para celebrar en la Santa María La Ribera. Pues realmente el último punto era una fraternal afterparty donde concursantes, entusiastas e invitados acudieron para –beber una chelita cómo no– y conocer los más rifados en ambas ramas, no sin antes asegurar su tesoro más preciado en las rejas, postes o árboles de la calle Mariano Azuela.

“¡Tanto la carrera como la fiesta de celebración se ponen igual de densas y emocionantes!”, nos confesó Jorge, integrante del Crew, colectivo surgido en 2011 conformado por 20 integrantes del Centro y Norte de la ciudad, quienes por segundo año consecutivo organizan  el excitante concurso.

58411Tomaron la ciudad
Tomaron la ciudad (Foto: Luz Marcelo)

“Todas las prácticas que surgen con el estilo de vida que proporciona el tener una bicicleta  nos introducen a una nueva preferencia para transportarnos, amenizar y divertirnos, segregar adrenalina y  endorfinas, viajando así de una manera más libre”, comenta un integrante del Terremoto quien además adelanta seguirán promoviendo este tipo de competencias para urbanitas del DF.

Enlaces de interés:

https://www.facebook.com/chicasbikepolodf

https://www.facebook.com/TERREMOTOCREW