Dicen
que la fe mueve montañas, pero nadie nos ha dicho qué pasa cuando tú eres esa
montaña devastada, confundida y que no sabe diferenciar la religión del
fanatismo. Hadewijch (no te preocupes por pronunciar bien el nombre) es una
cinta francesa, pausad, e intimista, que explora sutilmente la mente de una
joven novicia, Celine, quien después de ser expulsada del convento por ser
“extremadamente religiosa” -según palabra de la Madre Superiora-, tiene que
vivir como civil y lidiar con sus conflictos internos, hasta que conoce a un
par de chicos musulmanes.

La actuación de la protagonista Julie Sokolowski,
es lo mejor del fllm, y logra acaparar la pantalla con su rostro inocente y su
llanto. Tiene la capacidad de cargar sobre sus hombros (mejor dicho sobre su
mirada virginal) el peso de una cinta que tiene un par pecados. El primero es
un ritmo lento, donde la acción narrativa tarda siglos en arrancar. El inicio
de la cinta son viñetas reiterativas de las actividades de la protagonista
dentro de  escenas que duran
demasiado. El otro: los personajes secundarios: no tienen una fuerza
histriónica, pero el director insiste en darles protagonismo. Sí, Hadewijch es
la típica cinta francesa que debes de ver para presumir con tus amigos
“intelectuales”.

País: Francia
Reparto: David Dewaele, Julie Sokolowski, Yassine Salime, Karl Sarafidis
Director: Bruno Dumont
Género: De Arte
Nombre Original:
Año: 2009
Estreno: 0000-00-00
Duración:
  Sitio Web