El lado oscuro de Hitchcock

El Maestro del Suspenso

Alfred Hitchcock (13 de agosto de 1899 – 29 de abril de 1980), director inglés también conocido como el maestro del suspenso y alabado por su filmografía, tenía un lado oscuro que tal vez desconocías, por eso te presentamos la otra cara del cineasta.

La pobre Alma Reville. Según la gente cercana a él, no soportaba ni siquiera mirar a su esposa cuando estaba embarazada. 

[También lee: 5 películas que te van a traumar]

Miedo a la policía. De niño, Hitchcock fue enviado a la estación de policía local con una carta de su papá. El sargento que leyó la carta encerró al pequeño por 10 minutos, después lo liberó y le dio una explicación: “Esto es lo que le pasa a la gente que hace cosas malas”. Desde entonces, Alfred le tuvo un miedo terrible a la policía y dijo que por esta razón nunca aprendió a manejar (porque así no lo podrían detener).

La otra fobia de Alfred eran los huevos. “Tengo miedo a los huevos, es algo peor que miedo, me repugnan. Esa cosa redonda y blanca sin agujeros… ¿Alguna vez has visto algo más repugnante que una yema de huevo rompiéndose y derramando su líquido amarillo? La sangre es alegre, roja, pero la yema de huevo es amarilla, repugnante. Nunca lo he probado”.

Le hacía bromas a su elenco y al equipo. Mientras que unas sí provocaban risas, como cuando aparecía usando un vestido, la mayoría no resultaban graciosas para sus víctimas. Lo que hacía era descubrir la fobia de presa y le mandaba una caja repleta de eso que le daba miedo, como arañas o ratones.

[También checa: Los momentos más tétricos de ‘Eso, el payaso asesino’]

Los platos rotos. Cuando estaba en el set y terminaba una taza de té, a menudo lanzaba indiscriminadamente la taza y el plato por encima de su hombro, dejándolos caer (o romperse) como si nada.

Casi nunca socializaba cuando no estaba en un rodaje, pasaba la mayor parte de sus tardes en casa con su esposa e hija.

Presentación incómoda: A los actores con los que no habían trabajado antes les decía la siguiente presentación que tiene un doble sentido: “Dime Hitch. Guarda el ‘cock'” (Call me Hitch. Hold the cock).

Director manchado: Años después de la muerte de Hitchcock, Tippi Hedren confesó que se sentía muy incómoda cuando estaba cerca del director, porque estaba obsesionado con la apariencia de ella, además lo describió como posesivo y un poco espeluznante.Incluso dijo que durante el rodaje de Marnie, el cineasta inglés se le acercó de manera sexual y ante el rechazo tuvo un comportamiento más agresivo. Y por si fuera poco, la actriz agregó que le impedía aceptar otros papeles en el cine.

[También lee: ‘Una #Lady100Pesos mató a mi hermana’]

¿Cuál es tu película favorita del director? ¿Conoces otro dato oscuro del cineasta inglés?