Cómplices del crimen

¿Qué sería de los héroes o los villanos sin ellos?

Los ayudantes de héroes y villanos a veces llegan a ser más importantes que los personajes principales. Si tienen dudas, pregúntenle a Dr. Evil, a Frankenstein y a Gru. Mini Me, Igor y a los Minions, estos últimos, sin duda, son los personajes más carismáticos de Mi villano favorito. Ellos se encargan tanto del orden como del caos.

Antes de que nacieran estos personajes amarillos ya existía una larga tradición de “personajes secundarios”. Los compinches, asistentes, cómplices, secuaces o ayudantes –que todo científico loco debe tener- funcionan como la parte cómica de las películas. Son el heraldo que trae las nuevas noticias, el asesor en momentos de duda e, incluso, la voz de la conciencia (véase la relación de Watson y Sherlock Holmes). 

60495Secuaces
Secuaces (imdb.com)

En las películas de género de los años 30 existía la regla: Por cada monstruo debía de existir un personaje secundario de apariencia “extraña”. Las historias de Universal tenían una gran variedad de ayudantes: Fritz en Frankenstein; Sandor, en La hija de Drácula; Daniel, en La casa de Frankestein. Estos emblemáticos personajes o sidekicks han sido representados en el cine de diversas maneras.

Aquí unos ejemplos memorables:

El joven Frankenstein (Mel Brooks, 1974)

Un clásico de Brooks y una divertidísima versión del Doctor Frankenstein donde éste no es igual sin su asistente, Igor

Star Wars (George Lucas, 1977)

¿Quién es Han Solo sin Chewbacca? El personaje inspirado en la mascota de George Lucas es uno de los personajes más memorables de la serie. Chewbacca salva más de una vez a los héroes de la saga: 

El artista (Michel Hazanavicius, 2011)

Uggie, el perrito de la película, es el que debería de haberse llevado el Óscar a mejor actor, aunque sí ganó la Palma de Oro a la mejor actuación canina en una película:

http://www.youtube.com/watch?v=OK7pfLlsUQM

Willy Wonka y la fábrica de chocolates (Mel Stuart, 1971) 

Los Oompa Loompas son los asistentes incansables de Willy Wonka, que ayudan a la creación del chocolate en el mundo mágico de la fábrica:

http://www.youtube.com/watch?v=GNarV_3P4oM

El extraño mundo de Jack (Henry Selick, 1993)

Sally es la asistente del Dr. Finkelstein y está enamorada secretamente de Jack Skellington, el héroe de la película. Sally se descose a cada rato, pero se libera de la tiranía del doctor y logra ayudar a Jack a salvar a la Navidad. Sally es la voz de la razón, la que duda del plan de Jack de traer la Navidad a la tierra de Halloween y de crear una nueva fiesta ahí:

Náufrago (Robert Zemeckis, 2000)

En esta cinta el sidekick es un balón de voléibol: Wilson. Aunque los secuaces son básicamente seres vivos, en esta película Wilson llega a ser el mejor acompañante de Tom Hanks. Claro que, debido a la naturaleza inerte de Wilson, la película se convierte casi en un monólogo de parte de Hanks:

Drácula

De la misma manera que Igor trabajaba con Frankenstein, Rendfeild lo hace con Drácula. Este personaje atormentado con los insectos es interpretado de una manera magistral por Tom Waits, en la versión de Francis Ford Coppola.

Donnie Darko (Richard Kelly, 2001).

Frank, un personaje disfrazado de conejo, es a la vez vocero de la perdición y guía de Donnie. Una película rarísima sobre los viajes en el tiempo, si es que entendimos bien.

El cadáver de la novia (Tim Burton y Mike Johnson, 2005)

El cadáver de la novia cuenta con Maggot, el gusano que vive en la cabeza del cadáver a punto de casarse; éste es el guía espiritual de la Novia. Ya que Tim Burton es fanático del cine de horror clásico, Maggot es un homenaje al actor de culto Peter Lorre, famoso por haber actuado con Fritz Lang y haber salido en Casablanca. El rostro y la voz están basadas en él. 

¿Cuál nos faltó?