Wed 21

Disco: Wed 21
Artista: Juana Molina
Género: Varios
Origen: Argentina
Formato: CD, digital download, Vinyl
Disquera: Crammed Discs / Terrícolas Imbéciles
Año:

Por: Omar Morales @OmarInMorales

Por afición y por oficio suelo revisar con atención al menos tres novedades fonográficas por semana. Así que en los 310 días que han transcurrido de 2013 llevo escuchados alrededor de 135 discos de diversos géneros y orígenes. Pop, jazz, rock, rap, blues, electrónica, afroantillana, clásica y muchas de las combinaciones posibles entre estos géneros.

Este pretencioso recuento me sirve para decir con sobrada confianza y ausencia de pudor que mi disco favorito del año fue producido en su totalidad por una mujer argentina de 51 años, que fue una gran celebridad televisiva en la década de los 90 y hoy es una de las cantautoras independientes más interesantes del planeta: Wed 21 de Juana Molina, editado en México por el joven sello Terrícolas Imbéciles y por Crammed Discs en el resto del mundo.

Cierto que faltan 55 días para comer uvas contando campanadas, cambiar agendas y calendarios, pero viendo las listas de discos por venir dudo mucho que Lady Gaga y su Artpop, Norah Jones y su disco de covers junto a Billie Joe Armstrong, o Britney Spears con su Britney Jean alteren mi decisión.

Juana Molina – “Eras” from Crammed Discs on Vimeo.

Juana Molina, nació en Buenos Aires, Argentina en 1962, y es creadora de una de las propuestas musicales más originales, interesantes y arriesgadas de los últimos años. De madre actriz y padre cantante, Juana aprendió a tocar la guitarra siendo apenas una niña y comenzó su carrera artistica no en la música sino en la televisión como una exitosa actriz de programas de comedia. En 1996 lanzó su primer disco, con el atinado título Rara, desde el que marcó la linea creativa a seguir.

Contrario a lo que algunos críticos han escrito, Wed 21 marca un progreso y no sólo una continuación en su discografía. Su estilo melódico sigue siendo reconocible a primera escucha, pero armónicamente es su trabajo más complejo e intrincado, con una mayor cantidad y variedad de instrumentos acústicos, electrónicos y eléctricos, y cambios inesperados de ritmo y tonalidad. Es un disco que sorprende, hipnotiza y estremece.

Juana compuso todas las canciones, se hizo cargo de la grabación en su estudio de Buenos Aires, generó todos y cada uno de los sonidos que se escuchan en el disco, ejecutó todos los instrumentos, programó secuenciadores, loopers y produjo Wed 21 (título que refiere al día en que terminó la canción del mismo nombre, miércoles 21).  

En las letras de Juana Molina hay poesía, filosofía y narrativa. Habla de amores, criaturas fantásticas, situaciones imposibles y peculiares formas de llevar la vida. Es una bruja de los sonidos con mitología propia, una mujer orquesta que apoyada en cajas de ritmos, sintetizadores y procesadores electrónicos defiende a muerte la autosuficiencia creativa y disfraza con mucha habilidad su espíritu pop con cuerpos de quimeras. Su producción musical dista de ser abundante (apenas 6 discos en 17 años), pero con Wed 21 confirma que es contundente y extraordinaria.

Mis tres favoritas de Wed 21: Eras, Ferocísimo y El oso de la guarda.