Rebel heart

Disco: Rebel heart
Artista: Madonna
Género:
Origen: Estados Unidos
Formato: CD, digital download, vinyl
Disquera: Boy Toy Inc. / Live Nation / Interscope
Año:

Por: Omar Morales @OmarInMorales

Madonna es la artista femenina que más discos ha vendido en la historia, fue nombrada por la revista TIME como una de las 25 mujeres más poderosas e influyentes del siglo XX, su fortuna se calcula alrededor de los 800 millones de dólares, ha realizado ocho giras mundiales, es compositora, bailarina, cantante, productora, cineasta, empresaria, actriz y escritora.

En 36 años de carrera Madonna ha demostrado que las virtudes estéticas no son indispensables para cosechar éxitos descomunales. Es una gran entretenedora con capacidades musicales ordinarias: apenas si toca un instrumento, su rango vocal es estrecho, el lenguaje de sus canciones limitado, sus melodías y armonías nunca han ofrecido nada nuevo ni sorprendente, pero le sobran visión y talento para armar y dirigir equipos creativos que sustenten sus aspiraciones artísticas.

Con muy poco talento musical Madonna ha logrado lo que pocos: fama, fortuna y trascendencia. Admirable y envidiable. Lo de ella no es un asunto de modas, ha sabido mantenerse por casi cuatro décadas en el gusto de millones, pero pongan una guitarra entre sus manos y apenas sabrá qué hacer con ella.

En épocas distintas Madonna imponía reglas y marcaba pauta en el pop, sus recursos musicales, su estética, sus shows eran imitados hasta el cansancio, pero de unos discos para acá sus fortalezas melódicas y armónicas han perdido tono muscular (a diferencia de sus brazos). Hoy Madonna es la que copia a las jovencitas que alguna vez inspiró, la que quiere sonar y verse como ellas, la que pasó de modelo a imitadora.

Todos los discos que Madonna ha grabado en su carrera ofrecen ganchos infalibles y momentos de genialidad pop, pero después de una rápida revisión puedo concluir que el número 13 es quizá el más aburrido. Las 19 canciones en 74 minutos de la versión deluxe de Rebel Heart son insoportables de un tirón, imposible dedicar tanto tiempo a un disco de sonoridades e ideas tan monótonas (creo que su caída en los BRIT Awards fue más metáfora que accidente).

Admiro y respeto a Madonna, pero defender este disco sería sinónimo de fanatismo y falta de cultura musical. Muchas de sus letras abusan de obviedades e ingenuidades: “Now I’m down on my knees, alone in the dark… You fired a shot at my heart“, “You know that everything that glitters ain’t gold, so let the music take you out of control”, “I just wanna have fun tonight, pull me under the flashing light“… Madonna nunca ha destacado por la complejidad y originalidad de sus letras, pero creo que en esta ocasión abusó de la ligereza y gratuidad de palabras y rimas. Con soberbia y suficiencia canta “Bitch I’m Madonna” y fácilmente sus competidoras le podrían contestar “Bitch, you’re old“.

Pero Rebel Heart puede presumir algunas virtudes musicales irrefutables con canciones que rozan la perfección de las fórmulas pop contemporáneas. La calidad de grabación, mezcla y producción corresponden a su presupuesto millonario; la cantidad de músicos, arreglistas, compositores, ingenieros, técnicos y productores involucrados en el proceso lograron un sonido coherente con las ambiciones de Madonna, su treceavo disco porta con dignidad el disfraz de vanguardia.

En diciembre pasado, una semana antes de navidad, comenzaron a circular en la red 13 demos de Rebel Heart (para ser honesto algunos tenían mejor consistencia que las versiones definitivas), y esa filtración aceleró (y entorpeció) su proceso final de producción y lanzamiento. En conclusión, el 13 resultó de mala suerte para Madonna. Con todo el tiempo y recursos que invirtió en este disco pudo hacer el mejor de su carrera, pero un montón de ideas musicales lánguidas sólo se convirtieron en una obra soporífera de larguísima duración.

Les propongo un ejercicio, escuchen por partes las 25 canciones de la super deluxe edition de Rebel Heart, elijan sus 10 favoritas, ordénenlas con la intención de armar una playlist coherente con la estética musical de las composiciones y es posible que después de varios intentos se topen con uno de los mejores discos de Madonna. Así quedó mi lista:

  1. Bitch I’m Madonna
  2. Living for love
  3. Inside out
  4. Iconic (sin la ociosa y egomaniaca introducción)
  5. Hold tight 
  6. Holy water
  7. Addicted
  8. Unapologetic bitch
  9. Body shop
  10. Beautiful scars