Prism

Disco: Prism
Artista: Katy Perry
Género: Pop
Origen: Estados Unidos
Formato: Cd, digital download
Disquera: Capitol
Año:

Por: Omar Morales @OmarInMorales

Katheryn Elizabeth Hudson tiene apenas 29 años y ya es una celebridad mundial, multimillonaria y divorciada. Fama, fortuna y turbulencias personales a tan corta edad suelen traducirse en desequilibrios, pero hasta el momento Katy Perry ha mostrado una dedicación que la distingue de sus congéneres (Britney, Miley, etc…). Alejada de escándalos mediáticos (incluso a esos niveles su divorcio puede ser considerado como “discreto”) se concentró en la composición y producción de su tercer Lp de estudio (conteo que no toma en cuenta el disco de pop cristiano que grabó y editó en 2001 con el nombre de Katy Hudson).

Su disco anterior, Teenage dream de 2010, se convirtió en un fenómeno de popularidad que difícilmente podrá repetirse. Katy Perry es la única mujer que ha logrado colocar cinco sencillos de un mismo álbum en el número uno de Billboard, igualando la marca que impuso Michael Jackson en 1987 con Bad, y en cuestiones de ventas la señora Perry suele llevarse de calle a sus principales competidoras (Gaga, Rihanna, etc…). Pero si nos concentramos en la estética de su propuesta musical, ahí no hay muchas diferencias. Pop conformista, pues…

Katy Perry – Roar from ChinCorp HD : Music on Vimeo.

El pop no tiene la culpa de su mala fama y desprestigio, son los abusos de la industria los que han diluido su autoridad. Lo de menos es la consistencia, solidez y calidad de las obras musicales, lo que importa es vender. Como en todo hay excepciones, pero el nuevo disco de Katy Perry no lo es.

Me siento a escuchar la versión deluxe de Prism y lo primero que siento es miedo, ¿16 canciones? (ni Paul McCartney se animó a ese número en la edición de lujo de New). Termino una hora después y debo admitir los restos de un gusto culposo. A diferencia de lo que me ha pasado con discos de Rihanna, Lady Gaga, Britney Spears o Miley Cyrus, hay algunas canciones del nuevo disco de Katy Perry que genuinamente quiero volver a escuchar. Tiene la virtud de ser coautora de todos los tracks y domina el arte de construir canciones pegadizas. 

Prism es un trabajo de producción impecable: la pulcritud en la grabación, la precisión en la mezcla y el esfuerzo en los arreglos musicales son dignos de reconocimiento y aplauso. Pero estas características son las mínimas requeridas en un disco de esta clase, el big studio pop cuenta con el presupuesto y las herramientas técnicas y humanas suficientes para imaginar cualquier recurso en el estudio de grabación. Prácticamente no hay límites en los niveles de Katy Perry, la carencia está en las ideas. Reconozco el tino en haberse alejado de la figura de ninfa provocadora, pero ahora sus letras parecen manuales de superación personal.

Birthday, This is how We do, International smile, Love me y This moment son verdaderos macanazos. Canciones llenas de referencias musicales a grandes tótems del pop como Daft Punk, los Killers, Phoenix e incluso a ella misma. La mayoría del resto es relleno prescindible. Con un mejor trabajo de edición y sólo ocho canciones, Prism hubiera pasado a la historia como uno de los discos pop más contundentes. Con 13 en la versión estándar y 16 en la de lujo, se convierte en un plomo lleno de obviedades y clichés, con algunas baladas francamente insoportables…