4 exposiciones hechas con animales en el DF

A propósito de la cancelación en el Museo Jumex

Cortesía Museo Jumex.

Ya sabemos que se canceló la muestra de Hermann Nitsch en el Museo Jumex y aunque no se ha dicho el por qué, se sospecha que una petición con poco más de cinco mil firmas en Internet fue razón suficiente para hacerlo. (Lástima. Muchos la esperábamos con gran entusiasmo).

Me llama la atención que se denuncia la crueldad y el uso de animales en las obras de Nitsch porque en realidad, esto no es nada nuevo, principalmente el uso de animales o ingredientes de origen animal en el arte. Les cuento sin ánimos de defender o enjuiciar a nadie sobre 4 exposiciones que también son o fueron protagonizadas por animales en museos del DF.

Colección Jumex

Entre las curiosidades de la colección Jumex se encuentran piezas de Damien Hirst en las que usa animales muertos y los encierra en una suerte de peceras enormes selladas y llenas de formol. La que recuerdo que está en el museo se llama Phillip (The Twelve Disciples) y estuvo en la primera exhibición del museo “Un lugar en dos dimensiones: Una selección de Colección Jumex &#43 Fred Sandback” de la que escribí en su momento.

Colección de Dolores Olmedo

El Museo Dolores Olmedo es mejor conocido por la importante colección que posee de Diego Rivera y Frida Kahlo, pero si van a la casa que alguna vez habitó esta empresaria y mecenas mexicana verán su gran colección de figuras de marfil, es decir colmillos de elefante o rinoceronte. No es nada pequeña y Dolores abandonó el coleccionismo sólo cuando se prohibió el comercio internacional de este material en los 80.

Museo Soumaya

La sala 2 del museo ubicado en Plaza Carso alberga la exposición permanente titulada “Asia en Marfil”. Se trata de una colección de más de 700 piezas. Llaman la atención las que están hechas en marfil y los enconchados de otros animales. A muchas de estas piezas, por mucho que nos sorprenda, se llegó a través de las enseñanzas de Confucio y al labrar cabezas de Buda (sí, por eso del budismo).

Colección del Museo Nacional de Arte

En este museo, hace no mucho, vi unas pinturas que databan de la época de la Colonia. En éstas, aparte de los pigmentos que se usaron por la técnica con que fueron elaboradas, habían unos relieves de concha de carey, que eran (¿son?) conseguidos de la tortuga que lleva el mismo nombre. Esta es apreciada por los reflejos que se generan en su superficie.


Técnicas en el arte

Ahora hablemos sobre técnicas del arte. No vamos a remontarnos hasta la prehistoria, aunque desde entonces se usaban los huesos de los animales para hacer objetos con fines rituales; tampoco a la de los griegos, que usaban las pieles de los animales como pergaminos; ni a Mesoamérica precolombina en donde se usaban chinchillas para extraer pigmento rojo y pintar murales; vamos a examinar técnicas usadas desde el Renacimiento y materiales que se usan a menudo en la actualidad.

La pintura al temple utilizaba como medio yemas de huevo: se mezclaba pigmento con las yemas e iban aplicando las capas necesarias hasta lograr los tonos que los pintores requirieran. En la actualidad hay otras técnicas, pero los huevos se siguen usando. Yo lo vi en la Facultad de Artes y Diseño y es muy tedioso hacerlo.

Para la elaboración de acuarela, se usa hiel de toro pues esta sustancia permite que los pigmentos se mantengan en la superficie y es la sustancia humectante para esta técnica.

Más recientemente, en el México de la Colonia, se produjeron pinturas que tienen relieves con carey, que es extraído de la tortuga que lleva el mismo nombre: la concha se despedazaba y quedaban trozos de ésta de un tamaño similar a una rebanada de almendra.

Materiales y procesos

Un paso muy importante de la preparación de bastidores para la pintura es “imprimar” la tela, esto permite tener una superficie no porosa que reciba mejor los pigmentos y puede prevenir que la pintura se agriete por muchas décadas.

La buena imprimación es la causa de que muchas pinturas del siglo XVI y anteriores sobrevivan hasta nuestros días. La técnica más popular de pintura es al óleo y para esta imprimación se requiere cola de conejo que es una sustancia que se extrae de la piel de estos animalitos.

Los pinceles son hechos con ingredientes de animales, específicamente de su pelaje. En el antiguo Egipto se usaba el büey aunque también los siguientes animales han sido usados: marta, ardilla, mangosta, hurón, tejón, pony, cerdo y camello.

En una de las poquísimas veces que pinté, recuerdo que necesitaba hacer un trazo muy fino y ningún pincel era tan delgado. Uno de mis gatos subió a la mesa en la que tenía los materiales y se rascó la cara, dejando caer un bigote con el grosor exacto que necesitaba. Terminé usándolo, así que podríamos añadirlo a la lista. El pelo de los animales se usa por su constitución cónica, rugosa y su característica capilar que lo hace un excelente medio para transportar líquidos, como si fueran diminutas plumillas juntas.

Es muy probable que cualquier pieza que componga las colecciones de los museos de nuestra ciudad haya usado, en algún punto de su proceso, algún material obtenido de un animalito, ya sea en la preparación de los pigmentos, de la tela o en los pinceles.

Me parecía interesante añadir algunos elementos a la discusión para enriquecerla. Espero que alguien la encuentre de ayuda y le sea de valor para tener un debate más informado y con elementos que normalmente se pasan por alto por no ser tan explícitos.