Revista Chilango

Amor por los tacos

Febrero 2017

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Sólo para morbosos: ¿Besan? ¿Se vienen de verdad?

Detalles íntimos que no sabías de un escort

04 de julio de 2014
Por  Pável M. Gaona   Twitter: @PaveloRockstar

Estamos en el Hotel Mazatlán, a una cuadra del Metro Salto del Agua. El Maza, como lo conocen sus clientes asiduos, es uno de los lugares de encuentro más hardcore de la ciudad, un cogedero “de culto” para los que gustan del arroz con popote. En una habitación con apenas lo indispensable y en la que se rumora a veces hay chinches, espero a mi entrevistado. Toallas rasposas, papel higiénico del más barato, pero eso sí: un espejote en todo el muro para sentirse actor porno por un rato.

Toc, toc. “Ya llegué cabrón”, suena una voz del otro lado de la puerta. Le abro a Víctor Muskolino, el escort que esta noche me va a contar todo acerca del talón masculino. Víctor es lo que en el argot homosexual se conoce como “chacal”: un hombre de piel morena, cuerpo correoso, rapado y con ademanes de haber crecido en un barrio bravo. Trae jeans, una camiseta negra sin mangas y una hebilla en el cinturón que dice “Hecho en México”. Pues en dónde más, carajo.

A lo que vamos, Víctor Muskolino. ¿Por qué escogiste este nombre para entrarle a al talón?

Pues es que cuando quise empezar en esto de los bajos mundos de la sexualidad me di cuenta de que ya había muchos Víctor. Y así metiéndome en el Google a ver que había, me salió Musculino, que es un apellido italiano. Me gustó porque suena así como que a Masculino. Y le puse la "k" para que sonara acá más chido.

¿Y cómo le haces? ¿Le taloneas en la calle?

No, yo no estoy para esas cosas. Yo estoy en varios medios, estoy en sexyservidores.com, en Menmexico.com de mi compadre Jordano Santoro. Estoy en Facebook, Twitter, Instagram... hasta un vato en Veracruz me hizo una cuenta de fans, de todos lados sale chamba. De los chats de ligue también salen buenas chambas, de Grindr, de Manhunt.

Con todo respeto, los que andan en la calle más bien están en el pedo de la chichifeada*, no se preocupan realmente de ofrecer un buen servicio sexual. Yo mi primera vez en esto la tuve más bien por accidente, caminando en la calle de Hamburgo esperando a que abrieran el metro, después del antro; un vato me estaba chingue y dale con que quería coger y me ofreció lana. Y pues a quién le dan pan que llore, ¿no? Pero de ahí no me volví a parar en la calle.

[Lee aquí 10 prejuicios sobre el mundo gay. ¿Tú los tienes?]

¿Cuánto te mide el arma?

19 centímetros gruesos, venudos y lechosos. Sin circuncidar y bien cumplidora.

Ah, caray. ¿Y tienes algún otro talento además del arrimón de camarón?

Pues fíjate mano, yo soy licenciado en informática. Pero llega un momento de la vida en que te hartas. Yo era un Godínez cualquiera, pero un día me harté de estar en un escritorio, arrinconado ahí como mascota y dije "ni madres" . Un tiempo anduve de doble vida, como escort y ejerciendo mi carrera, hasta que dejé de hacerme pendejo y ya llevo más de 8 años dedicándome al 90% a esto.

¿Qué rol prefieres?

Activo, es mi vicio ser activo.

¿Y de a cómo la chambita?

Eso que me echen un fon y se los digo. Porque depende del sapo es la pedrada. A veces puedo cobrar por hora o por toda la noche. Ah, y le entro a todo, con ocho años en esto ya no me espanto de nada. No tengo pedos. Excepto que me den reata, sí, todo me late. Yo prefiero ser el que da. Aunque a un chingo les da morbo cuando les digo que soy 100% activo, más te la quieren meter los cabrones. A esos les digo "primero vamos a echarnos un six de chelas y luego ya vemos", me tienes que convencer. Pero no les prometo nada, está cabrón que afloje las nalgas.

¿Es cierto que no besan porque se enamoran?

Neh, a huevo, sí besamos, ¿cómo chingados no? También depende de la química: las cosas se pueden dar muy chingonas y hasta románticas o puede ser nada más de date la vuelta y te la meto. ¿Te gustó? Chido. Pero a mí me gusta que mi servicio tenga de todo: lo pasional, el faje, la cachondez. Y es bien rico.

¿Alguna vez te has enamorado de algún cliente? ¿Cómo manejas el pedo del corazón?

Sí, hasta tengo un relato en mi sitio web que se llama “qué profundo llegan tus besos”. Sí me llegué a enamorar y sí es un pedo porque llega un momento en el que pierdes al cliente y pierdes a la persona. Pues uno tiene sus sentimientos también.

Pero es muy difícil, porque dicen que te aceptan como escort, pero no es así. Porque no te aceptan con todo lo que el talón significa.

En su cabeza empiezan a chingar sus inseguridades como "¿con quién estará? ¿se irá a enamorar de él? ¿le gustará más que yo?". Se enojan cuando me hablan o mensajean mis clientes. Es muy difícil que alguien te entienda. Pero es parte de esta chamba.

¿Tomas algo para mantenerte bien firmes?

Escort que te diga que no se ha metido algo, mínimo dulces o la pastillita azul, te está mintiendo. Hay veces que entre que ya te echaste unas caguamas o que ya te has echado varios palos, pues no rindes igual. Eso sí lo reconozco.

  • Foto: Getty Images


  • ¿Cuántos palos te has echado en un solo día?

    Hasta cuatro y no me olvido de esa ocasión. Me llegó una pareja que ya eran clientes de planta y fue un ratote. Luego otra pareja y también nos la aventamos larga. Después me llamó otro wey y córrele para darle, porque andaba bien ganoso. Ya finalmente en la madrugada, me habla otro wey y ahí voy, a seguir repartiendo reata. Imagínate, llegué a mi casa y ya no me levanté hasta quién sabe cuántas horas después, pero qué bueno que haya chamba.

    [Lee aquí "La marcha que divide a la comunidad gay"]


    ¿Con qué te prendes?

    Uta, a mí me gusta mucho el reggaetón, me pone bien caliente. También que haya espejo como acá, porque soy vanidosón y me gusta ver cómo los hago gozar. Me gusta también ser yo el que da el placer, someterlos un poco y que me lo pidan. Los que ya me conocen saben que me encanta que estén dispuestos a complacer a su macho, o sea yo.


    ¿Y te vienes o te guardas? ¿Son orgasmos reales?

    Sí, a huevo. Todo depende del cliente. Hay algunos que nada más con que se las dejes ir y ellos se vengan, están a gusto. Pero otros sí quieren que te vengas con ellos y hasta te los piden. En la espalda, en la boca, en la cara. Al cliente lo que pida. Y es rico, no hay por qué fingir.


    ¿Las cosas más raras que te han pedido?

    Pues mira, hay cosas que sí sacan de pedo. Algunos clientes ya pedos o con unas rayas te empiezan a decir un chingo de cosas que delatan que tienen broncas mentales que sí están gruesas y te sacas de onda. Cosas muy fuertes, que implican lastimar a terceros. Dentro de las filias, hay muchos clientes a los que les gusta la escatofilia, orinar, vestirse de mujer, el fisting, dildos. A todo eso sí le entro, sin pedos. O con pedos, también, jajaja.

    ¿A qué de plano no le entras?

    A la amarrada con alguien que no sea de mi entera confianza y que no sea cliente de planta. Imagínate que te amarra un cabrón, te anda matando sin broncas o dejándote como a Fabiruchis. También me han ofrecido hacer zoofilia pero no, gracias. Aquí el animalón lo traigo yo, ¿ah, verdad?

    [Lee aquí el testimonio de una chilanga gay]

    ¿Cómo le haces para echarte a alguien que de plano sí está pa’l perro?

    Mira, es curioso, porque muchas veces los gorditos o los más feítos son los que se esfuerzan más en complacerte y hacen unas chambas bien chingonas. A mí me contratan un chingo de weyes que son afeminados, a los que algunos pues los discriminan por cómo se ven. Pero son los más aplicados en complacer a su macho.

    ¿Cómo te ves en unos años? ¿Se puede ser escort forever?

    No, pues como crees. El cuerpo te pasa factura. Hay que buscarle. Yo quisiera poner una agencia de escorts, ya sabes, algo así como la padroteada, jaja, pero sin abusos. Pero está muy cabrón, porque ahora con las leyes nuevas sobre trata de blancas creen que todos y todas las trabajadoras sexuales están explotadas y en contra de su voluntad. Y no es así. Al menos todos los hombres que conozco estamos en esto como en servicio profesional y porque nos gusta.

    ¿Tú estarías dispuesto a que regularan tu chamba? ¿A pagar impuestos como cualquier otro?

    ¡A huevo! Si al rato me van a poder pensionar, claro. O poder ir al seguro cuando me enferme o ya pensando en más grande, poder afiliar a mis trabajadores cuando tenga mi agencia. Pero para eso falta mucho. Yo he participado en varias ponencias sobre esto y me gustaría ser más reconocido como activista. No quiero dejar el talón, aunque cambie la manera.

    Terminamos la entrevista. Víctor, el escort chaca, podría ser diablero en la Central de Abastos o vender fayuca en Tepito. Tal vez por eso es tan codiciado, porque eso uno de esas fantasías arrabaleras que le ponen chinita la piel a cualquier cachagranizo.

    Ahora sí, opinen, queridos chilangos: ¿Es válido el trabajo sexual? ¿Creen ustedes que es dinero fácil? ¿Pagarían por un buen masajito con saiote? Por si sí, les dejamos aquí las redes de Víctor. Ahí luego nos dicen que tal estuvo, si lo recomiendan o no.

    Facebook: Víctor Muskolino (victormuskolino@hotmail.com, alias "Erik Vázquez")
    Twitter: @VictorMXXX
    Instagram: @VictorMXXX

    *Chichifeada: aprovecharse de viejitos urgidos con dinero.

    Texto  
    ¿Te gusta?