Fragmentos de una charla con La Big Rabia

Dos chilenos rabiosos en México

Sebastián Orellana tiene 25 años, es compositor, cantante y un hábil instrumentista autodidacta, admira a Tom Waits y a Brian Setzer, dentro de poco será padre. Iván Molina tiene un hijo de la edad de Sebastián, hace poco se convirtió en abuelo y es un baterista de la vieja escuela, de esos con alma de metrónomo y sets minimalistas, nació 21 años antes que Sebastián y su gran ídolo es Mitch Mitchell. Ambos son chilenos y viven por y para la música. Sebastián reniega un poco de la escena pop de su país, Iván trabaja y se formó en ella, a los 17 años vivió un estrellato fugaz como baterista del grupo Emociones Clandestinas. Se conocieron cuando Iván llevaba un pequeño sello discográfico en el sur de Chile, Discos Tue Tue, y el entonces grupo de Sebastián, Philipina Bitch, envió una grabación. Iván quedó encantado con la música de Sebastián y se convirtió en el baterista invitado de Philipina. Después el flujo de la vida los llevó a formar parte de la banda de Fernando Milagros y en ese par de años de pop acumularon la suficiente rabia para dar el volantazo. 

Ayúdenme con la memoria, a estas alturas del año suele desbalagarse y no puedo recordar a un grupo con las características particulares de La Big Rabia. Duetos de batería y guitarra han existido varios, pero creo que ninguno como este: Flat Duo Jets, Local H, The White Stripes, Jucifer, Blood Red Shoes, No Age, Yokozuna, The Black Keys… La primera diferencia es el origen, los pares que acabo de mencionar son de Estados Unidos, Inglaterra y México, La Big Rabia nació en Chile. La segunda evidencia son las costumbres musicales, los arriba citados pueden compararse y relacionarse entre sí, los Stripes y los Keys vienen de los Jets; Jucifer, Yokozuna y No Age son parientes cercanos; Blood no podría negar la influencia de Local H. La música de La Big Rabia no se parece a ninguna de las anteriores. No digo que sean mejores o peores, en los más de dos años que llevo escribiendo para Chilango creo que les he demostrado mi desprecio por los juicios musicales de valor en estos términos, simplemente digo que son diferentes. 

Y no me malinterpreten, la diferencia no radica en el travestismo, Iván y Sebastián no van por el mundo vestidos de mujeres, fue sólo un experimento para este video. La Big Rabia está en México, un dueto en apariencia disímbolo que mezcla el romanticismo y melodrama del bolero con la aspereza del rock y la nostalgia del blues. Sin una gran disquera que los apoye se organizaron una breve y consistente gira en nuestras tierras. Empacaron una guitarra Teisco, un amplificador Gibson GA 15, una tarola de madera Gretsch, algunas copias de su nuevo disco (que por cierto lleva uno de los mejores títulos en la historia de la música popular latinoamericana, Leche & mierda), algo de ropa y mucha voluntad.    

82981big01
big01 (Foto: Ignacio Echeverría)

Iván: El grupo se concretó en 2011, justo en medio de una época turbulenta en Chile, tiempo de protestas, de reclamos sociales. Nos formamos a caballo de todo lo que pasaba en nuestro país y decidimos hacer canciones directas, sin metáforas que ocultaran lo que sentíamos y vivíamos. 

Sebastián: A mí personalmente no me gusta mucho el pop que viene dominando la música chilena desde hace muchos años, queríamos hacer algo distinto a ese movimiento, una banda de rock cruda y con rabia. 

Iván: En nuestro país el gran público tiene poco interés por el rock, la prensa musical está dominada por el pop, la programación de las radios, los festivales. Nosotros respetamos mucho a esos artistas, Javiera Mena, Gepe, Pedro Piedra, Astro, pero también creemos que en el fondo hay mucha copia y poca propuesta. 

Sebastián: La mayoría de las bandas de rock en Chile se formaron hace muchos años ya, The Ganjas, Yahaira, son bandas con trayectorias largas, grupos jóvenes hay muy pocos, es un estilo que no le interesa mucho al público pero tampoco a los músicos. Sólo podría recomendarles un grupo joven de rock chileno, Hombre Bestia. 

En poco tiempo los dos integrantes de La Big Rabia han demostrado la efectividad de su furia, provocan elogios con sus canciones de arrabal y han llegado hasta el Festival Primavera Sound de Barcelona donde tocaron en 2013. Aterrizaron en la Ciudad de México el 10 de diciembre, darán siete conciertos y filmarán un video por iniciativa de un artista visual que vive en Monterrey. Pueden comprar su nuevo disco, el ya mencionado Leche & Mierda, en La Roma Records y Vértigo Galería en formato físico y en Itunes México en digital o escucharlo en Bandcamp o Spotify. 

82982big02
big02 (Foto: Ignacio Echeverría)

Sebastián: Soy un músico autodidacta, nunca estudié nada, la única vez que estuve en clases de música fue cuando me corrieron del colegio por ser tan mal alumno, química, matemáticas, qué me iban a importar si yo sabía que iba a ser músico. Tuve un año sabático porque no me aceptaban en ninguna escuela y mi papá me llevó a clases de jazz para que no estuviera sin hacer nada, pero los músicos de jazz son muy pesados y el día que llegué a inscribirme me recibió el Marlon Romero, un jazzista muy respetado, me preguntó ¿y tú qué tocas?, le dije rock y se rió en mi cara. Intenté unos meses y dije nunca más. 

Iván: Tenemos súper claro lo que queremos hacer y es lo que nos va interesando hacer en el momento, no tenemos muchas expectativas de carrera o de éxito, que ojalá así suceda pero no pensamos en eso cuando estamos haciendo las cosas, nuestra meta es hacer música interesante. 

Sebastián: En Chile no tenemos ninguna escena, no cabemos en el punk porque ellos quieren más velocidad y nosotros tocamos boleros, no cabemos en el pop ni en el ska, si tocáramos en sus festivales sólo daríamos la lata. Somos una banda solitaria en ciertos sentidos. 

Iván: Pero esta diferencia nuestra también es una ventaja, porque al no tener una escena en específico podemos gustarle a personas de todos los movimientos, de hecho ayer nos compraron un disco desde Dinamarca por internet, cosa que todavía no entiendo muy bien cómo pasó, pero Leche & Mierda ya va en camino. 

82984big04
big04 (Foto: Daniela León)

La Big Rabia es un grupo que emociona por su diferencia y tenacidad, en tan sólo tres años han editado dos ep’s, La Bestia en 2011 y El ep de María en 2013, y dos lp’s, Congo Zanador en 2012 y Leche & Mierda en 2014. Por la generosidad de Iván pude ya escuchar sus cuatro grabaciones y mis conclusiones para ustedes son dos: primera, La Big Rabia es de las pocas propuestas latinoamericanas que pueden presumir un timbre distintivo, han sabido apropiarse múltiples sonoridades ajenas y catalizarlas en una propia, renovando el espíritu de viejas tradiciones y melodías de lupanar. Segunda, su disco Leche & Mierda es la grabación más potente y emocionante que han hecho a la fecha, una oda al minimalismo y la autosuficiencia que me hizo imaginar un Tom Waits borracho en un oscuro y maloliente bar de mineros en Atacama. 

82983big03
big03 (Foto: Daniela León)

La Big Rabia tocará el jueves 18 de diciembre a las dos de la tarde en el Metro Chabacano y a las siete de la noche en The Rock Lab (Tamaulipas 110, Condesa), el viernes 19 a las ocho de la noche en el Multiforo Alicia (Cuauhtémoc 91, Roma) y el sábado 20 a las nueve de la noche en el Bar Caradura (Nuevo León 73, Condesa). Los pueden seguir en facebook.com/Labigrabia, twitter@LaBIGRabia y labigrabia.bandcamp.com.