3er día de Trópico: Crudear a gusto en la arena

Termina la edición 2015 del festival de música en Acapulco

Especial

Justo como el sol se va poniendo despacito en el mar en un atardecer, Trópico se fue apagando cashi-sin-querer en su último día. Muy pocos de los que se amanecieron en la playa viendo el DJ set de Apparat llegaron en vivo a la primera de las pool parties del domingo, organizadas por Spotify.

Primero se apropió de la tornamesa C$H y, cuando el sol iba pegando más fuerte siguieron Max Jones y luego Íñigo Vontier. La alberca estaba deliciosamente helada y la clave estuvo en apropiarse una de las llantas de Adidas y una de las gorras de Chilango que repartimos por ahí y dejarse llevar, flotando sobre el agua. Más tarde, Rodrigo Casarín, ex locutor de Ibero 90.5, cerró las fiestas en la alberca mezclando algo de disco, mientras muchos asistentes empezaban a conectarla o a revivir a base de rehidratación forzada. 

 

Rolándola en una de las últimas #poolparties de #Trópico DJ @rocasarin by @spotifymx @tropicomx #alberquita @adidasmx #hyperlapse

Un vídeo publicado por Chilango — Revista y Web (@chilangocom) el6 de Dic de 2015 a la(s) 1:34 PST

Al término de su set, una chava tomó el micrófono: “Y ahora los invitamos a pasar a la playa, porque vamos a mudar la fiesta para allá”. 

Hubo varios que aprovechamos la transición para comer algo y llegar al cierre del set de Rootz Underground, que llenó la playa del revolcadero con el reggae más nuevo de Jamaica. 

La asistencia se redujo drásticamente comparada al día anterior. Aquí ya quedábamos sólo los que volveríamos a nuestras vidas normales hasta el lunes. “Hay mucha menos gente –nos dijo un mesero– pero están consumiendo más que ayer”. 

Para cuando el ecuatoriano Nicola Cruz dejó el escenario el sol en Acapulco ya había caído y se empezó a formar una sabrosa comunidad hippie-chic frente al escenario de la Playa XX que reaccionó bien a su mezcla de cumbia, glitch y hip hop. 

Después vino algo que nadie había escuchado –literalmente– pero a muchos nos gustó. Fue el debut de Billy Méndez (sí, el guitarrista de Motel) con Mendrix, su nuevo proyecto.

 

Mendrix @BillyMendrix arranca con “Transition” al inicio de la última noche de #Trópico2015 #playita #Acapulco #chelas

Un vídeo publicado por Chilango — Revista y Web (@chilangocom) el6 de Dic de 2015 a la(s) 5:01 PST

Fue en vano tratar de Shazamear las canciones: “Es la primera vez que toco este material”, nos explicó al bajar del escenario. “Están terminando el disco justo ahora, pero había que aprovechar la oportunidad de tocar en Trópico”.

El cambio fue un tanto drástico en Chancha Vía Circuito, pues el porteño Pedro Canale mezcla cumbia con folklore sudamericano. Sin embargo el coctel cayó bien a los asistentes y entre el público aparecieron las primeras chavas de cinturita imposible que hacían todo tipo de suertes con hula-hulas con foquitos.

 

Y por esto @Tropicomx siempre sera #Trópico

Un vídeo publicado por Chilango — Revista y Web (@chilangocom) el6 de Dic de 2015 a la(s) 9:27 PST

La última y nos vamos fue para Rayko quien cerró el Festival con el último DJ set del día, prolongándose hasta el nostálgico último minuto del domingo. Ese minuto que antecede a la frase terrible, ésa que nadie quiere atreverse a pronunciar: “Chale. Ya es lunes”. Y falta todo un año para el siguiente Trópico.

[¿Fuiste a Trópico? Cuéntanos acá en los comentarios cómo lo viviste tú y qué fue lo que te latió más]

COMPARTE
Director editorial de Chilango. Adicto a #ComerRico, spas, viajes, festivales y lifestyle. Cada martes en un nuevo episodio del #PodcastChilango