Triplemente deseable

Ahora podrás, literalmente, imprimir tu ropa

Si cuando piensas en impresoras sólo puedes pensar en máquinas ruidosas que ponen en papel tus trabajos de la escuela, estás un tanto atrasado en la tendencia, pues ya no sólo se imprimen documentos, sino también zapatos, bikinis, vestidos de alta costura y accesorios que hoy se están convirtiendo en objetos del deseo.

Desde hace algunos años la impresión en tercera dimensión comenzó a cobrar importancia como una forma novedosa de manufactura, que quita del medio los grandes procesos de producción, y permite que en cuestión de horas tengas objetos 100% funcionales desde una impresora usando variantes de plásticos, fibras o nylon.

61930Sketch digital del vestido de Dita Von Teese
Sketch digital del vestido de Dita Von Teese ((Foto: Cortesía Francis Bitonti))
61934El vestido se construyó con 17 piezas de Nylon
El vestido se construyó con 17 piezas de Nylon ((Foto: Cortesía Francis Bitonti))
61933Se incrustaron 13,000 piezas de Swarosvky
Se incrustaron 13,000 piezas de Swarosvky ((Foto: Cortesía Francis Bitonti))
61931Francis Bitonti también vistió con esta tendencia a Lady Gaga
Francis Bitonti también vistió con esta tendencia a Lady Gaga ((Foto: Cortesía Francis Bitonti))

La electrónica e incluso la industria médica vieron potencial en imprimir de esta manera piezas como prótesis; sin embargo, hoy por hoy la moda ha sido una de las industrias que le ha sacado más jugo a este tipo de máquinas: algunos famosos como la bailarina erótica y esposa de Marylin Manson, Dita Von Tesse, recientemente llegó a una alfombra roja con un vestido hecho de 17 piezas de nylon negro adornadas con 13,000 cristales Swarovski, todo impreso por el diseñador Francis Bitonti.

Pero esta moda no está sólo al alcance de “las celebs”, pues aprovechando el toque geek de la tendencia, algunas boutiques han comenzado a vender sus piezas (que van desde corbatas de moño hasta aretes) en línea y a módicos precios.

Algunos sitios donde los puedes encontrar son éstos:

http://monocircus.com/en/

http://www.continuumfashion.com/shop_shapeways.php

Ahora que si prefieres algo menos sofisticado pero igual de trendy, Nike, por ejemplo, vende tennis hechos al 100% en impresión 3D como los tacos Nike Vapor Laser, para echar la cascarita.

O bien, si en vez de comprar la tendencia, prefieres ser parte de ella, adquirir una impresora 3D podría costarte aproximadamente 30,000 pesos en México… o puedes checar algún proyecto independiente como los que se promueven en la firma de crowdfunding Kickstarter, en donde ya existen algunas impresoras 3D portátiles como “The Bucaneer”, la cual está diseñada para usarse en casa por cualquiera; tiene un costo de 347 dólares.

¿Le entras a la tendencia de la moda impresa? ¿Cuentas con algún producto ya hecho con 3D? Comenta aquí abajito.