Tapones cercanos

Mal (in)necesario...

 

¿Qué es?
Llevas media hora parado en el Viaducto. No sabes la razón de tu infortunio vehicular y cuando por fin avanzas te das cuenta de que fue por un choque. De los males, el mejor.

¿Por qué se agradece?
Como el título lo indica, son tapones cercanos. ¿Qué quiere decir esto? Que libras rápido el tráfico, y no sólo eso, sino que más adelante está libre porque funcionó como un filtro de coches. Mal por el que tuvo el accidente, bien por tí.
También funciona como una ‘técnica’ de solucionar el tráfico por los polis de tránsito. Ahí te da coraje.

Posibles escenarios fallidos
Crees que hay un tapón adelante y tienes esperanza. Te das cuenta de que el malévolo dios del tráfico fue el que hizo el embotellamiento, sin pies ni cabeza.

Pues resulta que el que hizo el tapón fuiste tú. Se te ponchó la llanta (en el mejor de los casos). Hiciste que miles llegaran tarde a sus destinos. Bravo.