Paul McCartney

Ay canijo

 

 

¿Cómo crees que va a morir?
Cuando tenga 74 (ya que logró super los 64) y su nueva esposa lo demande al momento de divorciarse, el buen Paul no habrá entendido la lección y no habrá hecho contrato prenupcial, sería tal la cantidad que pida la demandante, que el tierno corazón del beatle no lo resistiría, moriría diciendo “Linda ya voy contigo”

¿Cómo nos impactaría?
Muchísimo sería la muerte que más nos dolería de la lista, pues es el genio viviente de una de las mejores bandas del mundo, un hombre preocupado por el medio ambiente y por el trato digno a los animales, un ser humano ejemplar que esperemos nos dure mucho, mucho todavía. Nos impactaría de tal manera que seguro la bandera nacional sería ondeada a media asta.

¿Lo extrañaríamos?
Por supuesto que sí, moriría con él toda una época y si aún no superamos la muerte de John, ni la de George, mucho menos la del carismático Paul, extrañaríamos su talento, su influencia y su fascinante personalidad y la posibilidad de que siguiera viniendo a México a dar conciertos. Ah porque el Sir aún rockea, yeahhh! yeahhh! yeahh!