Niña de ‘Pinches holandeses’ baja video y aclara broma

¡Pinches holandeses!

Con la depresión mundialista todavía a cuestas (no, no era penal), una pegajosa tonadita al ritmo de ukelele, cuyo coro exclama “Pinches Holandeses”, parecía un bálsamo para más de un pambolero y villamelones dolidos. Pero para la autora de la canción, una chavita de 15 años, más que una cancioncita casual para su canal de YouTube, esto se convirtió en una bola de nieve.

En menos de 48 horas, el video que “dizzymissdc” (su nombre en YouTube porque aún no sabemos su nombre real) subió al portal de videos el primero de julio sumó más de 800,000 vistas. Los followers de su cuenta de Twitter comenzaron a crecer y hasta le avisaron que había salido al aire en cadena nacional en Holanda. Acto seguido, sus papás la castigaron y bajó el video de la red.

“Lo siento tengo que eliminar mi vídeo, esto es mas (sic) grande de lo que imagine (sic), todos en mi escuela y los maestros lo vieron”, posteó la niña en su cuenta de Twitter.

Intentamos hablar con ella en entrevista, pero hasta ahora, no nos ha podido contestar pues dice que está castigada. 76583

Chance el lenguaje florido hizo enojar a sus padres y maestros. No lo sabemos, pero unas horas después de que su canción fuera el tema de sobremesa, la quinceañera hizo privado su canal de YouTube (en el que sólo tenía este video), le puso candado a su cuenta de Twitter y le pidió a la gente una disculpa y que no se tomara tan en serio la canción. Era broma, pues, además de que tanta atención de buenas a primeras puede espantar.

“No me hagan tanto caso, que nada más es un chiste. Por esto quité el video, porque tanta atención no sólo asusta y agobia, sino que es algo totalmente fuera de proporción y creo que se debe de acabar. Obtuve una reacción desproporcionada y creo que es tiempo de calmar el furor”, publicó dizzymissdc en su perfil de Tumblr, en inglés y en español.

El post completo lo puedes ver aquí.

En su post, la autora deja claro que la canción no se trata de un acto de xenofobia o de ofensa contra los holandeses, y que si usa groserías, es sólo porque en México éstas son parte del humor diario, aunque sea complicado de entender.

“Esto no es ni discriminación ni homofobia, por favor no trivialicen el lenguaje.  No estoy contra Robben, no odio Holanda ni a su selección, sólo no me gustó el partido. No me quejo de que hayan perdido, no le reclamo a nadie y no estoy ardida.”, publicó.

Mientras tanto, la canción sigue siendo retomada por cadenas internacionales y la televisión holandesa, pues siendo sinceros, para algunos fue como si le pusieran música a sus pensamientos post mundial.

La canción de 3 minutos y 20 segundos menciona lo bien que había jugado la selección en Brasil 2014; el golazo de Gio, que Ochoa fue un dios y el amor al “Piojito” pero también le reclamó con a los “ pinches holandeses” el falso penal de Robben y hasta a la FIFA le tocó regaño de refilón.

Y no, no era penal.

Por si no han visto el video o por si lo quieren ver de nuevo, acá se los dejamos.

http://www.youtube.com/watch?v=MNwcryJvaac