Lo chido y lo chafa de los nuevos Xperia X

La reseña de los equipos de Sony

Sony sabe lo mucho que le reconocemos como marca y confía en que eso le ayude a posicionar su nueva familia de teléfonos Xperia X.
 
El nuevo presidente de Sony Mobile para América Latina, Ricardo Junqueira, nos explicó que la fuerza de marca se debe a otros productos como Sony Music, PlayStation, Sony Pictures.
 
Pero, además de ese prestigio, la compañía con los Xperia mejoró los dos aspectos que más importan al consumidor a la hora de comprar un teléfono: batería y cámara.
 
La meta con estos teléfonos, nos dijo, no es ganar terreno frente a las otras marcas, sino mantenerse como uno de los tres principales en equipos de lujo en México.
 
Junqueira aseguró que el Xperia X es la primera pieza en la nueva visión de la marca japonesa por crear un ecosistema de gadgets que dejen al usuario despegar los ojos de su pantalla sin perder detalle de notificaciones, mensajes o llamadas importantes.
 
¿Es el Xperia X una opción viable en un mercado tan saturado? Sí y no.

Diseño y Pantalla

103218XperiaX3
XperiaX3
 
Sony mantiene la regla de que si algo no está roto para qué arreglarlo. Con el Xperia X, la firma continúa con un diseño muy similar a la serie Z. Sin embargo, la empresa sí corrigió una de las principales críticas de modelos como el Z3 y Z5: la versatilidad de agarre. 
 
Contrario a tener Gorilla Glass en la pantalla y en la parte trasera del equipo, el nuevo Xperia X tiene un cuerpo de aluminio con esquinas redondeadas, que aseguran el agarre del usuario y evita que el telefóno derrape de ciertas superficies lisas, como lo hacían algunos modelos de la serie Z.
 
Sony venderá el equipo en México en cuatro colores: negro, plateado, oro rosado y uno llamado lima dorado. Más allá del color o terminado, el Xperia X atraerá la mirada de todos aquellos que creen que modelos como el iPhone 6 Plus, el Nexus 6P o los Galaxy S7  o el pronto a lanzar Note 7 son equipo demasiados grandes para su bolsillo.
 
Con una pantalla de cinco pulgadas con 441 puntos por pixel, el Xperia X es uno de los teléfonos más manejables a una mano del mercado y con mejores prestaciones que equipos como el iPhone SE. Al igual que con otros móviles, Sony incorpora una tecnología similar a la de sus televisores Bravia, conocida como X Reality que promete mejorar la visualización de imágenes y videos en el teléfono. 

Batería

103217XperiaX2
XperiaX2
Aunque el Xperia X sólo tiene una batería de 2,620 miliamperios, que podría sonar nada frente a los más de 3,400 que tienen modelos como el Nexus 6 P. Sony incorporó tecnología de Qnovo, una startup estadounidense enfocada a transformar la manera en la que las baterías y la carga funciona dentro de nuestros dispositivos electrónicos.
 
Así, contrario a cargar teléfonos cada vez más abultados por el tamaño de sus baterías o tener que llevar pilas recargables o Powerbank cada que salimos de casa, Qnovo propone equipos que con un par de minutos de carga te pueda dar horas de energía.
 
La tecnología en el Xperia X funciona y muy bien. En las prueba realizadas por CHILANGO con un carga de cerca de 36 minutos se logró llegar a 50% de batería en el teléfono, la carga completa tomo poco más de una hora. En algunos casos, 10 minutos de tiempo de corriente puede entregar hasta dos horas de batería.
 
Sony presume que la tecnología de Qnovo no sólo ofrece tiempos de carga más rápidos, sino que también mejora la vida de la batería. Sin embargo, la función podría no ser atractiva para muchos usuarios que tienden a renovar su equipo cada año o dos años, tiempo en el cual la vida de la batería de la mayoría de los teléfonos en el mercado no han sufrido tanto desgaste.

Cámara

103220XperiaX4
XperiaX4
 
Con 23 megapixeles de cámara trasera y más de 13 mp en la frontal, Sony promete que el Xperia X tiene la mejor cámara del mercado. Luego de probar el equipo, al conclusión es: no es la mejor cámara móvil, pero sí una de más decentes en un equipo de este rango de precio.
 
Además de un sensor con un alta resolución, Sony incorporó tecnología de su división de cámaras bautizada como Touch Focus, que permite enfocar y seguir un objeto, casi de forma predictiva, dentro del rango de visión. La función es útil para tomar elementos que tienden a moverse mucho como mascotas, bebés u objetos específicos.
 
Para los amantes de la foto, el Xperia X tiene una función manual que aunque no ofrece el mismo nivel de manipulación de la cámara como equipos como el G5 de LG, sí permite configurar desde balance de blancos, apertura del obturador o incluso la intensidad del flash. 
 
Sin embargo, la cámara no responde también a ciertos ambientes con diferentes tonos de iluminación y la función de autoenfoque en algunos casos resultó mucho más caótica que novedosa. 

 ¿Vale la pena comprarlo?

El Xperia X puede ser el teléfono ideal para quien busque tener una experiencia de movilidad de alta gama, sin tener que desembolsar los 20,000 pesos que piden marcas como Samsung o Apple por su modelos más avanzados.
 
Con un diseño mejorado y acabados de lujo, una cámara superior al promedio, un tamaño muy manejable a una mano y tecnología de carga rápida y eficiencia en la batería, el Xperia X está lejos de ser un mal teléfono. 
 
Su procesador de cuatro núcleos Snapdragon 820, memoria RAM de 3GB interna de 32 y con posibilidad de expandirse a más de 256 GB ofrecen la posibilidad de correr cualquier aplicación o videojuego en Android sin contratiempos.
 
Lo malo es que Sony no ofrece nada realmente atractivo, fuera de ciertas funciones como el autoenfoque híbrido de un toque, la resistencia al agua y un mejor diseño el Xperia X es otro buen teléfono en el mercado, que funcionará igual de bien que el resto de los competidores en ese nivel.
 
Si el plan de Sony es apelar a los amantes de la marca japonesa, que durante años han consumido sus televisores, consolas de videojuegos, cámaras o videocámaras, sin duda tiene un excelente producto para hacerlo.
 
Sin embargo, si la marca quiere hacer destacar su nombre en el mundo móvil frente a los ya conocidos Samsung o Apple, o no perder mercado contra nuevos competidores como Huawei, Lenovo o Xiaomi la empresa tendría que tener ofrecer algo más que un precio más bajo o un par de funciones.