La hora del café

¡Atención Godínez!

¿De qué se trata?
Como los gringos le dirían el coffee break. Necesario, importante y siempre clarificador en momentos de estrés. Café, cigarro (en casos viciosísimos) y una charla, generalmente superflua.

También existe la hora Youtube, similar, en donde toda la oficina se pone en la computadora del “chavo loco” que siempre saca videos chistosos.

¿Por qué se agradece?
Es el momento para dejar ir todas las presiones innecesarias, para reírte un rato del que llega tarde, para comentar el punto que no podías decir en voz alta en la junta. Se agradece porque involucra cafeína, y esa… siempre se agradece, a menos claro de que seas hipertenso, tengas insomnio o sean las once de la noche.

Posibles escenarios fallidos
Cafetera rota/descompuesta. Que no haya café.
Que la hora del café sea únicamente para continuar la junta de cinco horas que no acaba.
Tomas el café con más azúcar que granos, no hay azúcar, entonces no hay café.
Que el café sepa a agua de calcetín y seas todo un gourmet en la materia.