Habrá ‘Big Brother’ en el Super Bowl

Cada asistente con smartphone será vigilado en el estadio

Especial

Si eres fan del futbol americano, seguramente envidiarás a aquel que en este preciso momento está haciendo maletas cargadas de ropa térmica, para ir a ver el Super Bowl a Nueva York el próximo domingo 2 de febrero. A pesar de que sabes que esa persona estará al borde la hipotermia, la envidia por estar en ahí te corroe.

Pero antes de que te estalle el hígado de pensar en las súper fotos que se va a tomar esa persona mientras anotan un touchdown, piensa que esa foto y cada uno de los movimientos que hagan los asistentes al estadio estarán vigilados al 100%.

Así es, vigilados y monitoreados vía WiFi, desde que pongan un pie en el estadio MetLife y hasta que el último asistente salga del recinto.

Este año el Super Bowl será una especie de Big Brother de 80,000 personas, pues con el afán de conocer “a fondo” a quienes visitan el estadio, la NFL contrató a una empresa de tecnología llamada Extreme Networks para instalar un sistema llamado “WiFi Analytics”, con el cual todos los datos enviados por Internet inalámbrico dentro del lugar serán analizadas.

Basta con que una persona se conecte vía Wifi en el estadio para que le entre al experimento, el cual según nos contó el director regional de Extreme Networks, Sergio Rodríguez, se instaló porque la NFL quiere saber, ¿qué hace la gente con sus smartphones en el estadio?, ¿Cuánto tiempo está conectada? , si busca marcas o si busca incluso información sobre el baño más cercano a su asiento.

Pero no piensen mal, no es sólo espiar por espiar, sino conocer al público, tanto, que en un año o dos, la NFL podría ofrecerte servicios personalizados a través de apps o sitios directo en la pantalla de tu teléfono.

“A partir de estos datos, la NFL planea desarrollar apps o servicios como video on demand en el mismo estadio desde el smartphone, saber si a un usuario le gustan más los hot dogs que las hamburguesas y así mandarle la promoción adecuada o bien brindar información como qué baño está más cerca de mi asiento”, dijo Rodríguez a Chilango.com.

Más allá de la necesidad de conocer a su público, el objetivo detrás de esta acción por parte de la NFL es poder salvar un poco el show, ya que desde hace algunos años la tecnología lo amenaza.

Con pantallas inteligentes y de ultra alta definición en casa, alitas, chela, Twitter y apps que te pasan la repetición de la jugada y otras amenidades, tu sala ya le comió terreno al estadio.

“La gran preocupación de la NFL es que la gente se está alejando de los estadios porque en su casa tienen más comodidad. Tienen snacks, conectividad y televisión de alta definición y es contra lo que está compitiendo el deporte en vivo hoy en día”, explicó Rodríguez.

Prueba de esta preocupación es que en 2011 el Super Bowl registró una audiencia de 111 millones de personas, cifra que para 2012 descendió a 108.7 millones, mientras que en 2013, se contabilizaron 26.1 millones de tuits enviados por 5.3 millones de personas, según datos de la firma de análisis Nielsen.

Así pues, con la consigna de salvar el deporte en vivo, los poco más de 80,000 aficionados que se den cita en el estadio para la disputa entre Denver y Seattle, serán observados cada vez que den clic o publiquen un tuit, mientras, tú puedes estar tranquilo en la comodidad de tu casa en donde la pantalla no pregunta qué es lo que te gusta.