Doritos Rainbow ¿puro marketing o ayuda real?

Nos dijeron para qué usarán las ganancias

DoritosRainbow
Los Doritos Rainbow no son sólo para gays, ni te hacen ver de repente a los/las de tu mismo sexo con otro interés —no duden que alguien lo piensa—. Lo que sí harán cuando compres una bolsita (23 pesos) es ayudar a por lo menos dos proyectos sobre diversidad sexual en México.
 
Así nos lo explicó Alejandro Orué, el coordinador de It gets better (Todo mejora) México, la organización que en Estados Unidos, tras los suicidios de jóvenes homosexuales por sentirse rechazados, grabó videos con adultos gays para asegurarles que todo mejoraría. 
 
“Compren los Doritos, porque va más allá. Sin saber pueden estar ayudando a alguien entre su familia o amigos, que no se atreve o pasa por un momento difícil de aceptación y salir del closet como aliados [comprándolos] les llega”
Alejandro Orué 
 
Pepsico —la mera mera de Sabritas— destinará las ganancias de Doritos Rainbow a It gets better México, tal como pasó en Estados Unidos el año pasado. Allá ofrecieron por internet en junio 100 mil bolsas, acá son el doble y se venden en Walmart a nivel nacional.
 
“Esto no se acaba el mes del Orgullo [junio] o cuando se agoten las bolsitas. Tenemos el compromiso de rendir cuentas de este donativo”, asegura Orué, quien dice que ya tienen una cifra pactada con la empresa y por lo mismo ya saben qué es lo que van a hacer.
 
“Nos vamos a dedicar a implementar dos programas que tenemos en puerta”, agrega. El primero es un manual para docentes que la ONG gringa hizo en alianza con GLSEN y que la filial chilena ya tradujo al español. “Larousse nos está ayudando con la edición del documento, lo está mexicanizando, y con la impresión. Nosotros haremos la distribución”. 
 
Orué asegura que los manuales no lo van a regalar nada más. Los repartirán en las escuelas en varias partes del país, pero con capacitaciones y talleres para que los maestros mantengan sin bullying sus aulas.
 
El segundo proyecto es para redes sociales y le llaman “La hora segura”, que es una iniciativa que ya funciona en Chile. 
 
“Recibimos muchos mensajes especialmente de jóvenes que requieren apoyo”, platica Orué. Por ello buscarán tener una hora a la semana psicólogos expertos en jóvenes y sensibilizados en temas LGBT que atiendan esas peticiones.
 
“Los van a poder orientar de manera inicial para darles lo necesario que necesitan saber y dirigirlos con apoyos locales, aliados nuestros”.
 
It gets better trabaja en seis de las ocho regiones en las que tiene dividido el país. “Nos falta [la península de] Baja California, Tamaulipas, Veracruz y Tabasco”, dice Orué, pero asegura que el esfuerzo llegará al resto del país.
 
Sobre las critícas respecto a que Doritos Rainbow es un producto oportunista afirma: “No lo es porque es un esfuerzo auténtico. Oportunista si no apoyarán directamente una causa. Que todas las ganancias sean para organizaciones muestra que no hay interés. Esto va más allá del marketing: es aventarse de estar a favor de la diversidad y llevar un mensaje de cambio de cultura adentro y fuera de la empresa”.

También lee:

MEMES: La madrina que Chile le dio a México en Copa América

¿Por qué #TodosSomosRoberto es TT?

10 cosas que no le confesarías a tu papá