4. Tiburón de Nemo

Mandíbulas y dientes a granel

 

 

¿Dónde lo viste?

En Buscando a Nemo, cuando el “payaso” de Nemo se escapa de los cuidados de su padre, quién emprende una aventura con un pez cirujano llamado Dory. Justo cuando se la empiezan a pasar bien van a dar donde un malvado tiburón que les da la bienvenida con una terrible hilera de dientes y le da una buena lección al padre de Nemo.

 

¿Cuál era su gracia?

Sólo espantar con su tétrica dentadura, pues lo más gracioso de este malvado tiburón es que era vegetariano, así que no pasó del susto y el padre de Nemito la libró.

 

¿Daba miedo?

Sí, en su primer escena pensabas ya valió Nemo, sin embargo justo después de eso hasta te daba gracia su intento por espantar.