3. Super Smash Bros.

Los madrazos más divertidos.

Nintendo

Este es uno de los ejemplos en que podríamos decir que Nintendo se lució. El modo de un jugador es bastante divertido, pero el que se lleva las palmas es el multijugador. Ahí sí el escenario se llenaba de tensión (y las amistades corrían peligro). Lo que nunca entendí era por qué Luigi era un personaje desbloqueable, la verdad nunca me dieron ganas de pelear con él.

Pero bueno, parte de lo admirable del juego eran los factores que hacían que la pelea fuera más sabrosa: el tiempo, el escenario y sobre todas las cosas, evitar caerte.