Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

22 22

Crítica Chilango


Teatro Ofelia

Thiers SN

Esquina con Ejercito Nacional

Col. Anzures

Tel. 5254-8072

Horario

Sábados 18:00 y 20:00
Del 16 de junio de 2011 hasta nuevo aviso

Usuarios:



Precios

  • $0 a $0
TC:

Crítica Chilango

Por Alejandro Fuentes

Odín Dupeyrón se ha ganado a pulso su propio público en el teatro. Y por su propio público hay que decir que no siempre se entiende gente habituada a los escenarios, sino también gente que se ha acostumbrado a sus temas y a la que le gusta no sólo asistir, sino recomendarlo. La obra 22 22 no es la excepción: ahora con Mauricio Ochmann como coprotagonista, presenta una puesta en escena que se escapa de forma muy escurridiza de los géneros, pues si bien reúne los elementos de la tragedia, en realidad se basa en la comedia, pero tampoco es una tragicomedia ni es un género que podría ubicarse en el horizonte de las posvanguardias. Este híbrido tiene sus ventajas, sí, pero también sus limitaciones.

Oscar Domínguez (Ochmann), está en su recámara, a las 22:19 horas, mientras dicta a una grabadora los motivos que lo llevaron a tomar la decisión de suicidarse. Lo hará ingiriendo bótox. La explicación, que es la primera parte de la obra, resulta la más pesada, pues va de los motivos más sensibles a algunos tópicos. Una vez que "muere", la obra cambia radicalmente de registro, principalmente por la habilidad histriónica de Dupeyron, quien entra a escena. El personaje que interpreta el también guionista y director toma referencias clarisimas del sicoanálisis, pero también de una especie de interpretación libre de Nietzche (aunque no estamos seguros de que en efecto sea su inspiración), para hablar del sentido de la vida. Es ahí donde la obra tiene bifurcaciones: si bien por momentos pasa por la reflexión filosófica, en otros adopta un tono de libro de superación personal, que para muchos está más cerca de la didáctica que de la propuesta estética.

Con una buena dirección y momentos hilarantes notables, el cierre es un buen recurso ante lo que parece un camino sin salida en la trama. 

La obra se presenta los sábados en el Ofelia, aunque ha salido (y tiene fechas próximas) en otros foros, como el Teatro Banamex Santa Fe.

Texto  
¿Te gusta?