Malkovich, el asesino serial

Entrevista a propósito de La Comedia Infernal

Revista Chilango

En un monólogo que le ha dado la vuelta al mundo, John Malkovich interpreta a un homicida que busca conseguir la aprobación del público con su poder seductor. Más de 30 personas en escena: una orquesta barroca, cantantes soprano como las víctimas y un actor.

Cada vez que un reportero en cualquier lugar del mundo le pregunta a John Malkovich sobre su habilidad para interpretar roles oscuros, el actor estadounidense frunce el ceño. Sin embargo la sonrisa estoica y la cadencia de su voz que teje cada palabra de forma seductora y escalofriante, lo catapulta a la élite de los actores que hacen psicópatas entrañables.

Platicamos con el protagonista de Being John Malkovich sobre la ópera que estrenó hoy en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”: The Infernal Comedy. En ella, el dos veces nominado al Óscar encarna a Jack Unterweger, un asesino serial austriaco que en los años 90 logró convencer a la élite intelectual que el suyo era un caso ejemplar de readaptación social. Tras su liberación asesinó a once prostitutas.

Ha participado en más de 70 cintas, pero al público parece fascinarle sus roles más siniestros.

Los medios me han catalogado en roles de psicópata pero es porque no conocen la variedad de mi trabajo. He hecho filmes de suspenso, románticos, de época, de acción y hasta cómicos.

¿En qué sentido es The Infernal Comedy una comedia?

Jack Unterweger regresa de la muerte para presentar sus memorias ante la élite vienesa que lo liberó. Se trata de una comedia pues constantemente intenta parecer simpático e interesante para seducir al público y conseguir su redención.

La intelectuales de la época quisieron creer en la readaptación social. Incluso Elfriede Jelinek que en 2004 ganaría el premio Nobel de Literatura en 2004 lo defendió.

La redención es un elemento muy importante en la obra. La sociedad piensa que hay personajes que se redimen; difícilmente sucede. Cuando descubren que Unterweger mató a más de once prostitutas y lo arrestan en Los Ángeles, él encuentra como única salida el suicido.

 

¿Es un personaje trágico?

Es el personaje ideal para una ópera. Además las arias de Vivaldi y Mozart que el director Martin Haselböck usó son ideales para crear una atmósfera de tensión. La música de esa época en muchas ocasiones fue compuesta para interpretar el sufrimiento de las mujeres.

 

¿Qué rol tiene la música en el desarrollo de la historia?

Es muy importante porque es la voz de las víctimas, la única manera que tienen ellas de expresarse. Las sopranos representan a su madre, sus amantes, sus amigas y sus víctimas.

 

¿Cómo entiende la contradicción entre el amor y la violencia que Unterweger deposita en las mujeres?

Es un mujeriego, le es muy importante ser querido. Para él, las mujeres representan el paraíso, la fuerza creadora y destructora. Sin embargo siente furia contra ellas. Le gusta seducir pero no se siente conmovido por sus víctimas.