Ödün

Michoacán 103-A

Entre Vicente Suárez y Cuernavaca

Col. Condesa

Tel. 5211 6565

Horarios:
dom-jue 13-00 h, vie-sáb 13-1 h
Precios: $ 250 - $ 400
Formas de Pago:
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web
Generos : Asiática, Internacional
Servicios: Reservación recomendada, Abierto en Domingo, Musica en vivo, Comida de negocios, Valet parking, Área para fumar, Servicio de bar, Servicio de banquetes, Servicio para llevar, Carta de vinos destacable, Terraza, Cena romántica, Internet Inalámbrico, Ambiente familiar
Restaurante Odun.

La Condesa vive una nueva oleada oriental. Luego de que el escenario fuera dominado por el sushi y una que otra tibia opción.

Ödün ofrece una colección de postales culinarias de oriente en un agradable ambiente; mezcla entre muebles de teka y bistrot, lámparas hechas con vaporeras y, en las paredes un relajante  morado con puntos naranja en contraste. La travesía puede iniciar con una colección de cocteles y martines, clasicos y de la casa.

Para iniciar ligero, un summer Roll vietnamita, un sabroso rollito elaborado con de pasta de arroz y, relleno con verduras y camarón, se acompaña de una salsa agridulce ligera con vinagre de arroz y cacahuates. Esta delicia se usa, en Vietnam, como colación entre comidas. Aquí es una fina y dietética entrada.

Para gustos más golosos, mejor las somosas, un trío de empanaditas fritas rellenas de papa, la típica fritanga India (la original también va con verduras), la de Ödün es más sofisticada, con toques de comino y chutney de menta.

Entre los platos fuertes llama la atención el Tadjine marroquí de res con chabacano, elaborado en con una cocción lenta, regularmente de cordero, similar a un estofado. La versión de la casa es con res y aceitunas calamitas, la presentación es una Tadjina muy mona, lamentablemente el sabor es tímido y se extraña el particular sabor del cordero.

Si no quieres carne roja, también hay pollo al curry verde, oriundo de Tailandia, el único platillo realmente picante con leche de coco, viene con arroz basmati, llamado jazmín. Su peculiaridad es lo aromático que resulta por ser cultivado entre estas flores. Sabor y presentaciones correctas, sin miras a ser un clásico.

El ambiente es relajante, entre plato y plato, en la mesa hay topenade (aceituna machacada) con pan de comino.

La carta de vinos es muy pequeñita pero muy bien seleccionada. No es precisamente accesible pero al menos hay opciones. Destaca un vino blanco español, especialmente diseñado para la comida oriental por Yoko Sato, llamado Oroya. Está elaborado por Cavas Freixenet en Cataluña, es muy fresco con final largo, seco, amielado y ligeramente frutal en nariz.

Facebook.com/OdunCondesa