Éntrale a los curados en este tour de pulquerías en CDMX

Pulque bendito, dulce tormento: ¿qué haces afuera?, ¡vamos pa' dentro!

pulquerias en CDMX
Foto: Margot Castañeda

Para este frío: pulque. El pulque siempre prende. Tiene que ver con su sabor pero también con su textura, espesa, rara, y con la experiencia de beberlo, casi siempre en pulcatas tradicionales donde hay botana casera y rica. Así que no es mala idea pasar estos días de frío empinando el codo y bebiendo unos pulques, curados o naturales. Si te late este plan, este tour de pulquerías en CDMX es para ti.

Lo organiza el Colectivo El Tinacal —autor de Los recuerdos del porvernir, las pulquerías de la Ciudad de México (2010)—. A lo largo del año se arman algunos recorridos abiertos para compartirnos su amplio conocimiento sobre el pulque, su cultura y las historias de algunas de las más tradicionales pulquerías en CDMX. También puedes reservar tours privados para tu grupo de amigos, familia o la visita del extranjero que nunca falta.

El recorrido abarca cuatro de las pulcatas que aún resisten al norte de la ciudad, en los alrededores de la Basílica y la Peralvillo. Promete buenas historias en una antigua aduana pulquera, música de arrabal, botaneo y mucho ambiente típico parroquiano.

También checa: Buffet de pulques y tacos por $100 para celebrar el Lupe-Reyes

Pulquerías en CDMX que se visitarán en el tour

pulquerías en CDMX
Foto: Margot Castañeda

La Victoria

En esta pulcata de más de 80 años de vida se beben muy buenos curados. Los más ricos son el de guayaba, el de piñón, el de fresas con crema y, por supuesto, el especial —receta casera—: el curado de ostión con jitomate. Pa’ botanear: hay molcajetes con salsas y tortillas calientitas.

¿Dónde?: Miranda 57A,Aragón La Villa.
Lunes a sábado, 8:00 a 20:00 horas.
$ promedio: 150

La Tlaxcalteca

Además de su extraño pero exquisito curado de xoconostle, esta pulquería sobre Calzada Misterios alberga muchas historias desde la Revolución hasta la actualidad, pasando por la época en que las mujeres tenían prohibida la entrada a las cantinas.

¿Dónde?: Calzada de los Misterios s/n, esquina con Wolfang Amadeus Mozart, Peralvillo.
Lunes a sábado, 10:00 a 19:30 horas.
$ promedio: 180 pesos.

La Bonita

Tan tradicional que aún tiene el piso cubierto de aserrín, como las antiguas pulcatas. El mural de su entrada, con un parroquiano ya entonado, la hace inconfundible. Está detenida en el tiempo —de hecho, parece un museo—: sus paredes están tapizadas con periódicos centenarios y fotos antiguas —incluyendo algunas de mujeres en bikini, ¡Dios mío!—.

¿Dónde?: Aluminio 119, Nicolás Bravo
Lunes a domingo, 8:00 a 20:00 horas.
$ promedio: 150 pesos.

La antigua aduana de Peralvillo

Aquí es donde se recibía el pulque producido en Tlaxcala e Hidalgo para repartirse en distintas pulcatas de la ciudad. Ahora es el Museo Indígena, pero guarda muchas historias pulqueras.

¿Dónde?: Paseo de la Reforma 707, Peralvillo, Ex Hipódromo de Peralvillo,
Lunes a domingo, 10:00 a 18:00 horas.

Datos vitales sobre este tour de pulquerías en CDMX

Cada recorrido cuesta $500 pesos por persona. Se puede organizar para uno o hasta para diez parroquianos. El precio incluye un tarro de pulque —natural o curado— y el transporte del punto de reunión hasta la primera pulquería. El resto del consumo corre por tu cuenta, así que lleva efectivo. La duración del tour completo es de 5 horas y, si lo necesitas, los tours también se ofrecen en inglés.

Para reservar tu lugar, ve a thewelcomers.com. El evento se titula La Basílica de Guadalupe y las pulquerías del norte de la ciudad.

También checa: Tres de los mejores tacos de carnitas de tu vidaNuestras plegarias se escucharon: La Guerrerense llega a CDMX.