Atascón mañanero

Desayuno para gordos

Gettyimages

Desayuna como un verdadero rey e inicia tu día con todo en alguna de estas opciones donde te aseguramos que puede pasar lo que sea, menos que te quedes con hambre.

IHOP

Este lugar es conocido por su oferta de desayunos con un tamaño o proporción casi irreal que elevan muchos puntos el nivel de azúcar en la sangre. Están los clásicos hot cakes servidos con crema batida, a los cuales les puedes añadir más dulce con alguna de las cuatro mermeladas que ponen en la mesa. O un pan francés relleno de canela, pasas y dulce de crema cubierto con fresas frías endulzadas y crema batida. Y para los que no son fans de producirse comas diabéticos, está la opción de la grasita con una selección de huevos estrellados o revueltos con papas estilo hash brown que se pueden acompañar con tocino, salchicha o chuleta.

Dónde: Palmas 275, Lomas de Chapultepec, 5520 9039.

Italianni’s

Este año Italianni’s estrenó nueva carta de desayunos con la adición de platillos de la cocina mexicana. El menú se divide en cinco secciones: Della Casa, Orgullo del Messico, Frutta e Dolce, Desayunos Bambino y Bevande. Sin embargo, para tener un desayuno realmente atascado lo ideal es elegir el paquete Gran Giorno que incluye fruta o jugo natural, plato principal y café o té. Una buena opción para el plato fuerte son los chilaquiles que puedes ordenar con arrachera, huevo o pollo. Y para cerrar con broche de oro, pide algo de su panadería. Te recomendamos el panque de mamey o el rollo de manzana.

Dónde: Av. Juárez 73, Cuauhtémoc, 5518 7614.

La Vid Argentina

Este restaurante se caracteriza por ofrecer un servicio de tenedor libre, un buffet en donde comes todo lo que quieras por un precio fijo, lo único que no está incluido son las bebidas. Esta modalidad no sólo se encuentra a la hora de la comida sino también para comenzar bien el día. Hay frutas de temporadas, cereales, chilaquiles, cochinita pibil, hot cakes, waffles, postres, empanadas y una mesa especial donde un chef prepara omelettes al gusto del comensal. Todo, absolutamente todo lo puedes comer cuantas veces quieras o te sea necesario.

Dónde: Insurgentes Sur 953, Nápoles, 5669 0570.

Los Sopes de la Nueve

La especialidad de este lugar, como su nombre lo indica, son los sopes. Lo ideal es disfrutar de alguna de las combinaciones de la casa, sin embargo, tú también puedes crear tu propia mezcla. Hay bistec, costilla, tocino, chorizo, pollo, nopalitos, tinga chicharrón y mucho más para que le des vuelo a tu creación. Y para acompañar tu plato, nada mejor que una de las aguas frescas que venden en el lugar. La puedes pedir de medio litro o un litro, pero considerando el tamaño del sope, la sugerencia sería la primera.

Dónde: Luis Spota 111, San Simón, 5532 3502.

La Esquina del Chilaquil

Desde hace 30 años, todas las mañanas la gente hace fila en este puesto ubicado en una esquina de la Colonia Condesa. Aquí se jactan de haber inventado la torta de chilaquil, la cual preparan en bolillos de tamaño promedio, una embarradita de frijoles negros refritos, chilaquiles rojos o verdes, pollo deshebrado o por cinco pesos más, pechuga empanizada, crema y queso. Sin embargo, si la idea es tener un desayuno realmente energético te sugerimos La Bomba, una torta preparada con chilaquiles, milanesa, cochinita pibil, cebollitas y mucha crema.

Dónde: Alfonso Reyes esq. Tamaulipas, Condesa, 04455 2390 9260 / 4751 0059.

Garat Café 

Además de disfrutar de tu café preparado como gustes (expresso, macchiato, latte de sabores), puedes pedir alguno de los deliciosos postres que hay y echarte un verdadero desayuno de gordos: un pastel (obvio no entero, a menos que quieras ser un gordo de verdad), o alguna galletita para los más discretos.

Presidente Masaryk 86, Polanco, 5448 2100

Crêpes & Waffles

Como lo dice el título, este lugar está hecho para desayunar (comer o cenar) crêpes y waffles de todo tipo: dulces, saladas, con chocolate, con fruta y lo puedes hacerlo durante todo el día ya que su menú es el mismo a todas las horas). Si de verdad te consideras un atascado, no te limites a un solo plato y prueba de todo. 

Periférico Sur 4690-502, Jardines del Pedregal, 5615 3826

Bondy

Quedarse encerrado en una pastelería, dormir, amanecer con esa vista y que tanto carbohidrato no te haga ni cosquillas es el sueño de todo gordo de clóset. En este lugar puedes encontrar todo lo necesario para disfrutar esa experiencia y que a ninguna de tus mañanas le falte una concha de este restaurante. Éntrale, y trata de no quedarte con la boca abierta.

Galileo 38, Polanco, 5281 7028