Arma tu parrillada

Porque a la leña o al carbón sabe mejor

Getty Images

Ames o no el calor de primavera, lo que es un hecho es que el clima amerita la organización de una parrillada ya sea en familia o con amigos. En Chilango nos dimos a la tarea de investigar qué es lo que requieres para armarla y además te dejamos algunos tips para la ocasión.

¿Qué requieres?

Un espacio amplio y al aire libre
Parrilla o asador
Carbón
Palos de madera secos (la madera quemada le impregna un sabor único y delicioso a la carne)
Cerillos
Una secadora para el cabello (esto facilita el encendido del carbón)
Carne (las parrilladas más comunes se hacen con carne de res, chorizo y/o pollo)
Cubiertos para manipular la carne mientras se va cocinando (pinzas, cuchillo y tenedor)
Queso
Cebollitas cambray
Chiles y/o salsa picante
Tortillas

¿Dónde comprar la carne, el chorizo y el queso?

El Mercado de San Juan es el lugar ideal para comprar carnes y quesos.

Si de embutidos hablamos, el restaurante La Castellana es una referencia. Tiene siete sucursales en el DF y es una buena opción para comprar el chorizo.

¿Cómo cocinar la carne?

Si usas carbón, debes de considerar una media hora antes de poner la carne en la parrilla para que esté bien encendido. Si tienes parrilla a gas, con 15 minutos basta. Y si utilizas leña calcula por lo menos una hora.

La cantidad de carne que debes de comprar depende del número de invitados. Para no fallar, destina medio kilo por persona. Si vas a asar pollo, elige uno que tenga un peso mínimo de 2 kilos y que de preferencia venga abierto a lo largo.

Si vas a marinar la carne antes de ponerla en la parrilla requieres:

1 cebolla picada
1 diente de ajo picado
2 cdas. de aceite de oliva
1 cda. de salsa inglesa
2 cdas. de jugo de limón
2 cdas. de salsa de soya
2 cdas. de vino blanco seco
Sal y pimienta al gusto

Para la preparación, mezcla en un recipiente la cebolla, el ajo, el aceite de oliva, la salsa inglesa, el jugo de limón, la salsa de soya y el vino blanco. Después, baña la carne con la mezcla y tápala. Déjala marinar en el refrigerador durante 15 minutos.

Tips

1) Debes hacer el asado lentamente y evitar el fuego muy fuerte y con llamas.

2) Si quieres darle un sabor ahumado a la carne, añádele al fuego pedazos de madera -de mesquite, nuez dura o árboles frutales- empapados con agua.

3) Con las sucesivas rotaciones que se le da a las carnes, quedarán doradas y  no quemadas o negras. Al final, el interior debe de estar jugoso.

4) Es importante que todo el tiempo tengas carne asada para no ofrecerles a tus invitados carne fría y dura. Para esto, lo más recomendable es que coloques primero los trozos grandes. Al darles la primera vuelta y ponerles sal, se deben añadir los pedazos más pequeños. Al darles la segunda vuelta a los trozos grandes, añade los chorizos y las cebollitas cambray, de esta manera la parrillada se irá cociendo en forma escalonada y a medida que ya esté en su punto, servirla progresivamente para que los comensales siempre tengan en sus platos comida caliente.