¡Y nos sentimos bien chidoliro!

Ñeradas en las que todos hemos caído

Especial

Los chilangos estamos llenos de cualidades. Somos únicos. Nuestra forma de ser es curiosa. Somos tan ñeros como educados. Seres tan complejos que deberían someternos a investigación. Para reírnos un rato, hicimos un listado de las ñeradas que más hacemos. Lean:

 

– Queremos todo VIP.

– Nos gusta que haya cosas “gourmet” hasta en el cine.

– Nos tapamos con chamarras gigantes en el invierno…, pero las combinamos con sandalias de tacón.

– Seguimos usando zapatos de punta rectangular y suela gruesa.

– Comemos una torta gigante, pero pedimos refresco light.

– Tenemos cláxones con sonidos raros como el grito de Tarzán.

– Nos gusta ir al súper en tropa y si se puede hasta al perico llevar.

– Queremos regatear hasta en las tiendas departamentales.

– Nos pimpeamos a muerte hasta para ir a la papelería.

– Usamos cubetas, rocas, ollas y hasta molcajetes para apartar lugar de estacionamiento en la calle.

– Escupimos en la calle sin importar quién esté a nuestro alrededor.

– Invertimos miles de pesos en llenar nuestros carros de luces, bocinas y amortiguadores.

– Modificamos todos los platillos, agregándoles frijolitos y arroz, para que queden como comida casera, incluso estando en un restaurante italiano.

– Amamos la ropa con letreros gigantes que muestren la marca que usamos.

– Nos tomamos fotos con patonas gigantes para presumir “cuanto bebemos”.

– La pasión nos gana y “nos atascamos” en el transporte público.

– Inventamos días para festejar. Es nuestra especialidad. Cualquier pretexto es bueno para tener otro día sabático.

– Decoramos todo: escritorio, coche, bicicleta, etc, nos gusta personalizar nuestros objetos.

– Le echamos limón a todo. Pensamos que es incomible una sopita sin el toque acidito.

– Vemos programas como La Rosa de Guadalupe y lo justificamos diciendo “es que me entretienen”.

– Apartamos lugares en el cine, en las filas, en todos lados, nos encanta agandallar.